La proteína de patata en dietas estárter

Tras la decisión de la Unión Europea de prohibir la utilización de harinas de origen animal para la fabricación de piensos se ha hecho necesario pensar en otro tipo de fuentes proteicas, ent...
Martes 14 mayo 2002 (hace 14 años 6 meses 19 días)
Tras la decisión de la Unión Europea de prohibir la utilización de harinas de origen animal para la fabricación de piensos se ha hecho necesario pensar en otro tipo de fuentes proteicas, entre ellas la patata.

El producto resultante de la extracción del almidón de las patatas tiene un contenido aproximado en proteína cruda del 77%. Este difiere considerablemente del contenido en proteína cruda del producto de la fermentación de las sobras de patata tras el proceso de fabricación de productos para el consumo, que es de un 37%. Su perfil en aminoácidos se encuentra bien equilibrado para lisina, metionina, treonina y triptófano. El nivel de cenizas es elevado. Cabe destacar que el nivel de fósforo es cuatro veces superior al de calcio. Los valores de grasa y fibra son insignificantes (tabla 1).

Tabla 1. Composición comparativa de diferentes fuentes protéicas


HS
LDP
HP
PP
Proteína cruda (%)
47,0
34,1
65,0
76,6
Lisina*
6,4
8,2
7,5
6,8
Metionina*
1,4
2,6
2,8
2,2
Treonina*
4,2
4,6
4,3
4,4
Triptófano*
1,3
1,3
1,1
1,4
Energía digestible (MJ7kg)
14,2
15,5
13,4
16,9
Fibra cruda (%)
5,0
-
-
1,6
Grasa cruda (%)
0,7
-
7,5
1,7
Cenizas (%)
6,7
8,2
16,0
2,8
HS:harina de soja; LDP: leche desnatada en polvo; HP: harina de pescado; PP: proteína de patata.
* g/16gN


La digestibilidad y la energía metabolizable de la proteína de patata es mayor que la de otras fuentes proteicas. Sin embargo, debe tenerse en cuenta la presencia de factores antinutricionales como los glico-alcaloides que tiene un gusto amargo y pueden reducir el rendimiento y resulta tóxico a niveles elevados. En Holanda se ha desarrollado un proceso de extracción que reduce de forma sustancial el nivel de glico-alcaloides.

Estudios realizados en lechones de 5 semanas de vida dieron como resultado un mayor valor nutricional de la proteína de patata al compararlo con la harina de soja (tabla 2) e igual al de la leche en polvo desnatada (tabla 3). Los resultados mejoraron con la adición de lactosa.

Tabla 1. Comparación entre la proteína de patata y la harina de soja en dietas estárter suministradas durante 5 semanas.


HS
PP
PP+ Lactosa
PP (%)
-
4,3
4,3
HS (%)
33,0
23,5
22,5
Lactosa (%)
-
-
5,0
Ganancia de peso (g/d)
377
420
426
%
100
111,4
113,0
Índice conversión (kg/kg)
1,73
1,63
1,61
%
100
94,2
92,1


Tabla 2. Comparación entre PP y leche en polvo desnatada (LPD) en dietas estárter suministradas durante 5 semanas.

LPD
PP+Lactosa
PP (%)
-
5,0
LPD (%)
7,5
-
Lactosa (%)
-
3.75
Ganancia de peso (g/d)
338
334
%
100
98,8
Índice conversión (kg/kg)
1,74
1,74
%
100
100

Pig International. Vol. 31, Nº 9. Octubre 2001.

Artículos relacionados

Buscando

Consumo mundial de carne de cerdo06-may-2002 hace 14 años 6 meses 27 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar