Inyección libre de agujas

Como es sabido, para que los animales desarrollen una resistencia inmune específica a las enfermedades se utiliza la vacunación. Normalmente ésta se realiza mediante la inyección (intramuscular o ...
Miércoles 17 noviembre 2004 (hace 12 años 20 días)
Como es sabido, para que los animales desarrollen una resistencia inmune específica a las enfermedades se utiliza la vacunación. Normalmente ésta se realiza mediante la inyección (intramuscular o subcutánea) con agujas, lo que, a parte de comportar un aumento de los costes y de los residuos en la explotación, puede provocar estrés en los animales y lesiones así como presencia de agujas rotas en matadero. Sin embargo, existen alternativas a estos métodos de inmunización, como la inmunización libre de agujas, cuya utilización y eficacia ha sido evaluada por investigadores del "Vaccine and Infectious Disease Organization" (VIDO) de la Universidad de Saskatchewan, en Canadá.

La inyección sin utilización de agujas se basa en la utilización de un inyector que dispersa partículas diminutas sobre la piel u otros tejidos. Este sistema aumenta la exposición a los glóbulos blancos y mejora la asimilación de la vacuna. Además, debido al pequeño tamaño de los puntos de entrada de la vacuna, se minimizan las lesiones sobre el punto de inyección. Otra ventaja es que el inyector puede utilizarse repetidamente.

Según los estudios realizados por el VIDO con lechones de 6 a 9 semanas de vida vacunados contra Actinobacillus pleuropneumoniae utilizando un método u otro (NF: libre de agujas y IM: con aguja) y expuestos posteriormente a este patógeno, todos los animales mostraron un aumento del número de anticuerpos cuatro veces superior al existente antes de la exposición al patógeno. La respuesta inmune, medida a través de los indicadores IgG1 e IgG2 mostró también reacciones inmunes paralelas a los antígenos OmIA y ApxII de A. pleuropneumoniae para ambos tratamientos tal y como muestran las figuras 1 y 2. Como resultado ambos grupos fueron protegidos ante la enfermedad clínica y esta fue significativamente más leve en el grupo de animales vacunados sin aguja.

Fig. 1 Respuesta inmune a A. pleuropneumoniae OmIA.
Fig. 2Respuesta inmune a A. pleuropneumoniae ApxII.

Council Research News. Manitoba Pork Council. Septiembre 2004.

Artículos relacionados

Buscando

Heredabilidad del comportamiento agresivo25-nov-2004 hace 12 años 12 días
Aislamiento de Haemophilus parasuis11-nov-2004 hace 12 años 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar