Control de la infertilidad estival

La infertilidad, entendida como una reducción de los parámetros reproductivos sobre la media anual objetiva, puede tener causas estacionales. La infertilidad estacional se difere...
Jueves 3 agosto 2006 (hace 10 años 4 meses 5 días)
La infertilidad, entendida como una reducción de los parámetros reproductivos sobre la media anual objetiva, puede tener causas estacionales. La infertilidad estacional se diferencia en estival y otoñal.

Los efectos de la infertilidad estival se alargan hasta un ciclo reproductivo (media de 150 días), por lo que los efectos en la fertilidad de las últimas cerdas retrasadas del verano, inseminadas en septiembre, causan una menor prolificidad en los partos de enero y menor productividad en los destetados de febrero.

Medidas de contención

1. Temperatura
Debe mantenerse dentro del margen de confort para cerdas de reposición, verracos y cerdas gestantes/lactantes. Evitar que se superen los 25 ºC, con un rango superior de 5ºC, por lo que el autor considera que un sistema de refrigeración con cooling y control informático, centrado en un buen sistema de ventilación-renovación del aire, es muy eficaz. Las medidas que consiguen un descenso puntual de la temperatura (goteo sobre las cerdas, mojado de pasillos, aspersores en tejados…) no serán tan efectivas y que su rentabilidad será menor. Hay que prevenir los saltos los cambios bruscos de temperatura, tan perjudiciales como las temperaturas extremas.

Un factor positivo de estos sistemas de refrigeración es que aumentan la humedad relativa, que en cerdos tiene su óptimo alrededor del 65 %. En las granjas localizadas cerca del mar estos sistemas no van a presentar un rendimiento óptimo, por lo que habría que implantar sistemas de aire acondicionado.
2. Manejo de la nutrición
2.1. Evitar que las cerdas entren grasas en paridera.

2.2. Sólo concentrar las dietas de verano en aminoácidos, energía y vitaminas si se pueden asegurar unas mínimas condiciones ambientales. En caso contrario disminuirá el consumo total de nutrientes. El uso de fibras concentradas en dietas de lactantes se muestra efectivo.

2.3. Alimentación con pienso de lactantes ad libitum a las cerdas postdestete hasta su salida en celo. Su efecto es superior en las primerizas que en el resto.

2.4. Suplementar agua de bebida varias veces al día.
3. Manejo general de la reproductora
3.1. Plantear a principios de cada año un programa de reposición donde en los meses de julio y agosto no sea necesaria la cubrición de nulíparas, absorbiendo este déficit en mayo/junio y septiembre/octubre. Otra opción es sincronizar las cerdas de reposición con altrenogest durante los dos meses más cálidos.

3.2. Sincronizar las primíparas con gonadotropinas y/o prostaglandinas en el momento del destete. De este modo se estimula su salida en celo de forma más segregada y se reducen los anoestros y el intervalo destete-celo.

3.3. Aplicación de gonadotropinas a los 10 días postdestete a todas las cerdas que no hayan mostrado celo aparente.

3.4. Potenciar el efecto macho a primera y última hora del día, mucho más importante en estos meses calurosos.

3.5. Optimizar el trabajo del personal, dedicando una persona en exclusiva o incentivando a los trabajadores para una mejor detección de celos.

A Palomo Yagüe. Infertilidad estival en porcino. 2006. Av. Tecnol. Porc. 3(6):52-58

Artículos relacionados

Buscando

PRRS: cinco características10-ago-2006 hace 10 años 3 meses 28 días
10 preguntas sobre actinobacilosis27-jul-2006 hace 10 años 4 meses 11 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar