1 comentarios

Cómo incrementar el aislamiento de Haemophilus parasuis a partir de muestras de campo

El aislamiento de H. parasuis cuando se produce un brote es una tarea difícil y un auténtico desafío para muchos veterinarios. Las posibilidades de éxito pueden mejorar si se siguen algunos proced...
Miércoles 30 marzo 2005 (hace 11 años 8 meses 11 días)
El aislamiento de H. parasuis cuando se produce un brote es una tarea difícil y un auténtico desafío para muchos veterinarios. Las posibilidades de éxito pueden mejorar si se siguen algunos procedimientos. Los factores que influencian el aislamiento de H. parasuis van desde la selección de los animales y los tejidos a muestrear hasta el medio y el envío de las muestras. En este artículo se describen algunas medidas que nos ayudarán a mejorar las posibilidades de detectar H. parasuis cuando se produce un brote sospechoso.

Selección de los animales

Las muestras deben tomarse de animales no tratados y afectados de forma aguda ya que H. parasuis raramente se encuentra en lesiones crónicas; los mejores "candidatos" son lechones con problemas respiratorios y articulaciones inflamadas. Por otro lado, las posibilidades de éxito aumentan si se toman las muestras de animales sacrificados en lugar de animales que llevan un tiempo muertos. La selección de entre 10 y 20 animales puede permitir la identificación de las cepas más prevalentes de H. parasuis en una granja.

Toma de muestras

Haemophilus parasuis
es un organismo comensal del tracto respiratorio superior que puede aislarse en la cavidad nasal, tonsilas y tráquea de animales sanos; por lo tanto, cuando se produce un brote, es preferible evitar estos sitios y tomar muestras de meninges, pericardio, pleura, peritoneo y/o articulaciones que tengan fibrina en su superficie. También pueden tomarse muestras de animales vivos, por ejemplo el líquido sinovial de alguna articulación inflamada usando una jeringa.

Se pueden usar hisopos estériles sumergidos en un medio de transporte Amies. Si se observa pleuritis fibrinosa puede mandarse tejido pulmonar, lo que mejora la viabilidad de H. parasuis durante el transporte. Aunque es una bacteria que provoca septicemia, la detección en sangre es prácticamente imposible.

Este microorganismo es muy sensible a las altas temperaturas: sólo sobrevive 1 hora a 42ºC, 2 horas a 37ºC y 8 horas a 25ºC. Sin embargo, si las muestras se mantienen refrigeradas (4ºC) H. parasuis puede sobrevivir entre 1-2 días.

Simone Oliveira. Improving rate of success in isolating Haemophilus parasuis from clinical samples. J Swine Health Prod 2004;12(6)

Artículos relacionados

ver más artículos relacionados con el artículo

Buscando

Control de Salmonella a través de la dieta08-abr-2005 hace 11 años 8 meses 3 días
Opciones para comercializar los cerdos en Ontario (Canadá)17-mar-2005 hace 11 años 8 meses 24 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

rmloeraVeterinario28-ene-2013 (hace 3 años 10 meses 13 días)

que aditivos para los medios de cultivo debo utilizar para mantener las cepas de haemophilus despues del primoaislamiento

Publica un nuevo comentario

captcharecargar