Alimentación húmeda en el destete

Influencia de la forma de presentación sobre el consumo de pienso en lactación Para suavizar el paso entre ...
Martes 13 septiembre 2005 (hace 11 años 2 meses 24 días)
Influencia de la forma de presentación sobre el consumo de pienso en lactación
Para suavizar el paso entre la lactación y el destete es habitual poner a disposición de los animales lactantes un pienso complementario sólido para familiarizar al animal con esta nueva textura, adaptar su sistema digestivo, satisfacer sus necesidades nutricionales y mejorar los índices de crecimiento. Normalmente no será hasta los 16 a 18 días de vida cuando los cerdos comenzarán a consumir el alimento sólido, de hecho, algunos estudios realizados en Canadá indican que el consumo es muy escaso (menos de 5 g/d/lechón) hasta los 20 días de vida, de forma que, según estos datos, la utilización de un pienso complementario en lechones que serán destetados antes de los 21 días no está justificada. Por contra, entre los 21 a 28 días el consumo puede alcanzar los 100 a 280 g/lechón/semana, aunque cabe especificar que este consumo es muy variable tanto entre crianzas como dentro de una misma camada o entre camadas. Durante este periodo el consumo suele ser, de media, de 5 a 40 g/d/lechón, lo que representa sólo del 4% al 10-12% de la cantidad total de energía metabolizable consumida, lo que es un valor escaso.

Para mejorar estos valores se realizaron varios estudios con la utilización de pienso húmedo, pienso que potencialmente tiene como ventajas ofrecer al lechón en un mismo soporte los elementos nutritivos necesarios y el agua a una concentración próxima a la de la leche materna (250 g/l). La presentación del pienso en forma húmeda mejoró el consumo en un 76 % (261 g/d vs. 148 g/d) desde los primeros días tras el destete. Tal y como se observa en la gráfica 2, durante la primera semana el aumento medio del consumo es de un 46% y del crecimiento de un 30% mientras que durante la segunda semana estos son del 22 y 16%. Este aumento del consumo afecta de forma favorable sobre la funcionalidad del intestino delgado aumentando la altura de las vellosidades en un 22% en el duodeno (Hurst et al., 2001) y disminuyendo la aparición de diarreas en un 35% (Neil y Johansson, 1999). Sin embargo, y tal y como muestran el conjunto de resultados en la gráfica 2, estos efectos favorables de la utilización de pienso húmedo disminuyen con el tiempo. El conjunto de los resultados obtenidos indica que la duración óptima de la alimentación húmeda sería de 2 a 3 semanas.

Jean Le Dividich. ¿Una solución al destete de lso lechones?. Albéitar. Nº 85. Mayo 2005

Buscando

Europa: contaminaciones en piensos y alimentos22-sep-2005 hace 11 años 2 meses 15 días
Relación entre miedo y productividad08-sep-2005 hace 11 años 2 meses 29 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar