Alemania y España: dos estrategias distintas ante la crisis

A partir de 2009, las distintas velocidades de los países en superar la crisis de costes de producción han conducido a evoluciones divergentes en las cabañas de porcino: se han producido descensos más fuertes y prolongados en los países donde las pérdidas eran más fuertes (el Este de Europa, sobre todo) y más débiles donde el productor tenía más capacidad de aguante (básicamente, en Alemania, el primer productor europeo).

Jueves 30 diciembre 2010 (hace 5 años 11 meses 7 días)

A partir de 2009, las distintas velocidades de los países en superar la crisis de costes de producción han conducido a evoluciones divergentes en las cabañas de porcino: se han producido descensos más fuertes y prolongados en los países donde las pérdidas eran más fuertes (el Este de Europa, sobre todo) y más débiles donde el productor tenía más capacidad de aguante (básicamente, en Alemania, el primer productor europeo).

El segundo productor, España, como el resto de la “vieja” UE-15 se mantuvo en una posición intermedia, con un relevante descenso de su cabaña porcina que tuvo su plasmación en la liquidación de efectivos de cerdas reproductoras, cuyo crecimiento en años anteriores había sido precisamente el motor de la expansión productiva española.

Alemania optó por un modelo diferente: no aumentar sus efectivos de cerdas y crecer vía la mayor importación de lechones y de cerdos cebados. Y pasó 2009 con una estabilización de su cabaña porcina..., apenas una parada técnica para volver a crecer con fuerza en 2010.

Los dos mayores productores europeos de porcino, Alemania y España, tienen cada año mayor dependencia exportadora y se ven obligados a competir entre ellos para hacerse con una mayor cuota de ventas en el mercado intracomunitario. Con el añadido que ambos países parten de situaciones de producción diferentes: los efectivos porcinos y la producción cárnica porcina descienden en España, mientras que aumentan en Alemania. En teoría, en España hay menos oferta y más demanda, mientras que en Alemania (aunque también hay más demanda porque la capacidad de matanza sigue creciendo) hay más oferta de cerdos. Y esa presión que la mayor oferta alemana hace sobre el precio alemán acaba por trasladarse también al precio español. En definitiva, y como ha de verse todavía más claro en 2010, el mercado del cerdos en vivo es un mercado local, mientras que el mercado de la carne es cada vez más global: el matadero tiene que comprar cerdos en un mercado local, el español, donde la oferta se ha reducido, mientras que tiene que vender la carne que produce en un mercado global, el europeo, donde la oferta no cede.

Evolución de censos entre Alemania y España


Elaboración propia a partir de datos de EUROSTAT, MARM e Interporc

Evolución de los mercados ganadero y cárnico del sector porcino de capa blanca en 2009. Miquel Àngel Bergés Saura. Interporc 2010

Artículos relacionados

ver más artículos relacionados con el artículo

Buscando

Evolución del precio de las materias primas05-ene-2011 hace 5 años 11 meses 2 días
Exportaciones españolas23-dic-2010 hace 5 años 11 meses 14 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags