¿Cómo evaluar e incentivar al personal?

Una cuestión siempre candente es la evaluación incentivación del personal de la granja. La mayoría de explotaciones tienen algún sistema de bonificación por eficiencia alimentaria mediante los q...
Jueves 13 septiembre 2007 (hace 9 años 2 meses 26 días)
Una cuestión siempre candente es la evaluación incentivación del personal de la granja. La mayoría de explotaciones tienen algún sistema de bonificación por eficiencia alimentaria mediante los que recompensar a los cuidadores que consiguen mejores resultados.

Evidentemente, el valor energético de la dieta y la formulación de la misma deben ser tenidas en cuenta al realizar las comparaciones dentro de una granja. Si la genética y la alimentación son consistentes, la eficiencia alimentaria es uno de los factores económicos más importantes que se ve menos afectado por la estacionalidad y estado sanitario. De este modo su uso como bonificación no está exento de cierta dificultad.

También se utilizan otras medidas, como las pérdidas por mortalidad o las penalizaciones en matadero por peso inadecuado de las canales, para premiar un buen manejo. Por desgracia, la mayor parte de la variabilidad en estas pérdidas no depende de la habilidad del personal. A menudo la mortalidad viene más influenciada por el estado de salud de los animales al entrar en la granja. Por otro lado, la reducción de las penalizaciones en matadero por peso inadecuado de las canales implica inferiores pesos de mercado, obliga a hacer más viajes y reduce el uso de las instalaciones. Por esto hay que ir con mucho cuidado al implementar un sistema de bonificación basado en estos parámetros.

Para evaluar quién está realizando un buen trabajo en la granja hay que establecer una rutina continua de observaciones. Hay que visitar semanalmente la explotación para monitorizar el trabajo y comprobar los tratamientos, ajuste de comederos, mantenimiento, temperatura, ventilación, el estado de los animales, el orden en la oficina y manejo de los animales.

La recompensa óptima depende de cada persona. Para algunos, el estímulo económico es el más importante. Para la mayor parte de la gente, sentirse valorados es lo más importante. Una de las recompensas más económicas y eficaces es una palmada en la espalda y el reconocimiento de que se está haciendo un buen trabajo.

M Tokach, B Goodband, J DeRouchey, S Dritz y J Nelssen. Key measures of performance in the growing-finishing barn for informed decision making. 2007. London Swine Conference: 151-158

Buscando

Ventilación20-sep-2007 hace 9 años 2 meses 19 días
Índices reproductivos en España06-sep-2007 hace 9 años 3 meses 3 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar