10 comentarios

Lee este artículo en:

Cómo mejorar los resultados reproductivos a lo largo de la vida productiva mediante el manejo del peso corporal y el espesor de grasa dorsal en las cerdas jóvenes

Las cerdas modernas son capaces de producir más de 70 lechones destetados durante su vida productiva, sin embargo, muchas no producen más de 20 porque son prematuramente sacrificadas por razones como bajos rendimientos reproductivos y cojera.

Martes 29 noviembre 2011 (hace 5 años 4 días)

Introducción

Debido a la mejora genética las cerdas modernas son capaces de producir más de 70 lechones destetados durante su vida productiva. En todas las piaras se pueden encontrar estas cerdas. Sin embargo, muchas cerdas con el mismo potencial genético no son capaces de producir más de 20 lechones destetados porque son prematuramente sacrificadas por razones como bajos rendimientos reproductivos y cojera. También en la mayoría de las piaras una parte de las cerdas tienen un menor número de lechones nacidos en el segundo parto que en el primero. Si aumentamos el porcentaje de cerdas que tienen más de 70 lechones destetados en su vida productiva incrementará la productividad de la piara y se reducirá el porcentaje de sacrificios prematuros de cerdas. El peso vivo y espesor de grasa dorsal de las nulíparas a la primera cubrición son los parámetros clave para el rendimiento reproductivo posterior. En este trabajo serán discutidos los requerimientos nutricionales de las cerdas jóvenes para que lleguen en perfecto estado a la maternidad.

Importancia del peso corporal y espesor de grasa dorsal en las cerdas jóvenes

La importancia del manejo en la recría de la nulípara no se abordará aquí, pero se puede encontrar en los documentos de Gill (2007), Amaral Filha et al. (2010) y Johnson et al. (2010). En general, las cerdas deben ser cubiertas en su segundo o tercer celo con un peso vivo de 140 kg como propone Foxcroft (2002). El peso corporal y espesor de grasa dorsal (ETD) en el primer parto debe estar alrededor de 200 kg y 18 - 20 mm, respectivamente. Varios estudios muestran que cuando las primíparas tienen exceso de peso (> 22 mm ETD) a parto, tienen un menor consumo de pienso en la lactación, pierden más peso corporal durante la lactación y tienen un peor rendimiento reproductivo en la próxima camada. Además, las primíparas con bajo peso al parto tendrán peor rendimiento después de la lactación que las cerdas con un peso de alrededor de 200 kg. El estudio de Quesnel et al (2005) muestra que las primíparas de 240 kg a parto tienen un mejor comportamiento reproductivo después de una situación de estrés que las cerdas de 180 kg. Sin embargo, el coste adicional de la recría debe ser considerado.

Evolución de peso vivo de cerdas Hypor en 6 ciclos (I = inseminación and F= Parto). Datos del Swine Research Centre de Nutreco

Ilustración 1. Evolución de peso vivo de cerdas Hypor en 6 ciclos (I = inseminación and F= Parto).

Evolución del espesor de tocino dorsal de cerdas Hypor en 6 ciclos (I = inseminación and F= Parto). Datos del Swine Research Centre de Nutreco

Ilustración 2. Evolución del espesor de tocino dorsal de cerdas Hypor en 6 ciclos (I = inseminación and P= Parto).

Es necesario conocer cual es el peso corporal y espesor de grasa dorsal óptimos para estimar los requerimientos de nutrientes y la energía de las cerdas. En la Ilustración 1 y Ilustración 2 se presentan respectivamente la evolución del peso corporal y el espesor de la grasa dorsal a lo largo de 6 partos de las cerdas Hypor de la granja del Centro de Investigación Porcino de Nutreco (SRC). El peso y espesor de grasa dorsal al inicio y al final de la gestación proporcionan información la cantidad de proteína y grasa que las cerdas deben ganar durante la gestación. Por otra parte, el peso corporal es un buen indicador para estimar los requerimientos de energía para mantenimiento. Como se muestra en la Ilustración 3, los requisitos de mantenimiento representan aproximadamente el 70% de las necesidades energéticas durante la gestación. Además, es necesaria energía para el crecimiento de la cerda y de los lechones, este último principalmente al final de la gestación (Ilustración 4). El uso de modelos matemáticos de gestación permite hacer esquemas de alimentación de las cerdas a medida en función de la paridad, el estado de la cerda a la cubrición y el nivel de producción de la granja (Ilustración 5).

Requerimientos de energía en gestación para mantenimiento, crecimiento maternal y crecimiento intrauterino.

Ilustración 3. Requerimientos de energía en gestación para mantenimiento, crecimiento maternal y crecimiento intrauterino.

Evolución del peso de los lechones, placentas fluidos y ubre durante la gestación

Ilustración 4. Evolución del peso de los lechones, placentas fluidos y ubre durante la gestación.

Curva de alimentación recomendada para Nulípara y Primípara y curvas de alimentación propuestas para primíparas en función de la condición corporal a la cubrición

Curva de alimentación recomendada para Nulípara y Primípara y curvas de alimentación propuestas para primíparas en función de la condición corporal a la cubrición

Curva de alimentación recomendada para Nulípara y Primípara y curvas de alimentación propuestas para primíparas en función de la condición corporal a la cubrición

  1. Alimentar a las cerdas a voluntad desde el destete hasta la cubrición, aproximadamente 3,5 a 4 kg/cerda.
  2. Restringir a todas las cerdas después de la cubrición al nivel establecido en la tabla.
  3. Un día a la semana el responsable de la gestación deberá:
    • Estimar la CC, medir el ETD P2, o estimar el peso y medir el ETD P2 de todas las cerdas cubiertas la semana anterior y anotarlo en sus fichas.
    • Asignar a cada cerda el nivel de alimentación establecido en la tabla según sea multípara o nulípara y anotarlo en la fecha de la cerda. Marcar con la pinza del color correspondiente.
  4. A las 7-8 semanas de gestación revisar aquellas cerdas que estén visiblemente delgadas o gordas, medirlas y comprobar si se alcanzan los objetivos de ganancia de peso y P2, en caso contrario aumentar o disminuir 0,25 kg según corresponda.
  5. A las 13-14 semanas de gestación revisar aquellas cerdas que estén visiblemente delgadas o gordas, medirlas y comprobar si se alcanzan los objetivos de ganancia de peso y P2, en caso contrario aumentar o disminuir 0,25 kg según corresponda.
  6. A las 13-14 semanas de gestación subir 0,75 a 1 kg a todas las cerdas según la curva.
  7. En maternidad mantener el mismo nivel de alimentación hasta el día del parto.

Ilustración 5. Curva de alimentación recomendada para Nulípara y Primípara y curvas de alimentación propuestas para primíparas en función de la condición corporal a la cubrición. (Optifeed Model Nanta)

Diferencia entre las primerizas y las cerdas primíparas

Aunque sólo hay un ciclo de diferencia, hay gran diferencia entre el estado nutricional de los nulíparas y primíparas en el momento de la cubrición. Las nulíparas están en normalmente buena condición corporal, mientras que las primíparas han perdido peso y espesor de grasa dorsal en función del consumo de pienso y la producción de leche que hayan tenido en la lactación anterior. Debido a la variación en el consumo de pienso y la producción de leche de las primíparas, la variación en el peso y espesor de grasa dorsal a la cubrición también se incrementará. Los datos de Kim et al. (2001) muestran que durante la lactación la cerda no sólo pierde proteínas de la masa muscular, sino también del tracto reproductivo y el hígado (Ilustración 6). El enfoque nutricional para primíparas al comienzo de la gestación debe ser por tanto, distinto al de las nulíparas. Los datos recientes de Hoving et al. (2011) muestra que un elevado nivel de alimentación al comienzo de la gestación en las primíparas es beneficioso para el tamaño de camada posterior (Ilustración 7), mientras que este efecto en nulíparas es menos evidente (Jindal et al. 1996 y Quesnel et al . 2010). El estudio de Hoving et al. (2011) sugiere que una restauración rápida de los tejidos corporales después de una lactación es beneficioso para el rendimiento reproductivo posterior.

Pérdida de proteína durante la lactación en la canal, hígado y aparato reproductor (adaptado de Kim et al. 2001).

Ilustración 6. Pérdida de proteína durante la lactación en la canal, hígado y aparato reproductor (adaptado de Kim et al. 2001).

Efecto en primíparas del nivel de alimentación en los primeros 30 días postcubrición sobre el tamaño de la camada siguiente (adaptado de Hoving et al. 2010).

Ilustración 7. Efecto en primíparas del nivel de alimentación en los primeros 30 días postcubrición sobre el tamaño de la camada siguiente (adaptado de Hoving et al. 2010).

En conclusión: Las cerdas modernas tienen potencial genético para una elevada producción de lechones a lo largo de su vida productiva. Para alcanzar este potencial se necesita prestar especial atención a las necesidades de energía y nutrientes de las cerdas nulíparas y primíparas.

Alimentación de la cerda

El agua de bebida07-dic-2006 hace 9 años 11 meses 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

JOSE MEDINA30-nov-2011 (hace 5 años 3 días)

CUANTO ALIMENTO DEBO SUMINISTRAR A CERDAS EN GESTACION? (PROMEDIO)GRACIAS

c.martinVeterinario30-nov-2011 (hace 5 años 3 días)

Hola José:

Desafortunadamente la pregunta no es tan sencilla de responder, depende por ejemplo de la concentración energética del pienso. Por ejemplo, si necesitas 2,8 kg/día de un pienso de 2.200 Kcal de energía neta cerdas, en caso de que el pienso sea de 2.300 Kcal de ENC necesitarías 2,68 kg/día.

Las condiciones ambientales y de alojamiento tienen una importancia enorme, por ejemplo, para una cerda de 200 kg alojada en una jaula a 15ºC serían necesarios 0,4 kg/día de pienso extra, la misma cerda a la misma temperatura alojada en grupo solo necesitaría 0,04 kg/día extra.

Por otra parte lo lógico es agrupar a las cerda por ciclo, peso y condición corporal (o grasa p2) y alimentar con distintos niveles a cada grupo, ya que las necesidades son distintas.

Para no perderse lo ideal es ayudarse deun modelo matemático que haga el cálculo de las necesidades en función de todos los parámetros que afectan a las necesidades como el que propone el artículo.

Espero haberte podido ayudarte a aclarar el tema y no a liarte.

Saludos

Reinaldo Cubillos10-dic-2011 (hace 4 años 11 meses 23 días)

Estimado,
Cual seria la dinámica ideal en cuanto a espesor de grasa o condición corporal de la hembra para asegurar la menor mortalidad fetal y per se tener la mayor cantidad de nacidos vivos? Adicionalmente, qué principios nutricionales no debemos olvidar para tener este resultado? Porcentaje de proteína? Energia? etc.

c.martinVeterinario12-dic-2011 (hace 4 años 11 meses 21 días)

Hola Reinaldo: Permiteme que te conteste en nombre de mi compañero Peter, ya que el no habla español y le resulta un poco complicado, no obstante le transmito tu pregunta y mi respuesta por si quiere hacer algún comentario adicional. Tu pregunta es muy amplia como para poder darte una respuesta concreta en este foro, pero ten en cuenta que la alimentación ideal siempre será aquella que mantiene a la cerda en una condición corporal lo más estable posible a lo largo de todos y de cada uno los ciclos. Cada vez hay más información que demuestra que para conseguir tener no solo el mayor número de nacidos vivos, sino también mayor homogenidad de peso de los lechones al nacimiento es imprescindible limitar al máximo posible la pérdida de condición de la cerda en lactación y recuperar la posible pérdida de condición en el primer mes de gestación. Las dietas con alto contenido en azúcares entre destete y cubrición y la adición de ácidos grasos omega 3 en lactación, IDC y principio de gestación pueden ayudar en el mismo sentido. Saludos

FITA15-dic-2011 (hace 4 años 11 meses 18 días)

Hola Reinaldo, lo que comenta Carlos es perfecto. Tan sólo quería añadir la importancia de la correcta alimentación en el primer mes de gestación, ya que en ese periodo de tiempo los óvulo que fueron fecundados se implantan primero y se desarrollan posteriormente: en ese periodo se produce competencia por el espacio que ocupa cada embrión en la placenta y de nada sirve lograr un gran número de óvulos fecundados si después por éstos no pueden desarrolllarse. Recomiendo una revisión de la alimentación de la cerda gestante publicado recientemente en FEDNA, Nov 2011; en la página web de FEDNA, supongo, estará disponible. Abrazos a todos.

Sed felices,

Rafa Durán Giménez-Rico

David lozano27-feb-2012 (hace 4 años 9 meses 6 días)

También es importante incrementar la alimentación de la cerda gestante en el primer tercio debido a que en este se forman las fibras musculares del futuro lechón y un incremento en la alimentación mejorará el peso al nacimiento al lado de una correcta alimentación en el ultimo tercio que permita el crecimiento de estas fibras, sin embargo quisiera aclarar que es importante respetar la restricción alimenticia de los primeros 14 días para evitar reabsorción embrionaria y evitar sobre alimentar en el segundo tercio para no engrasar la linea mamaria. atento a comentarios

jose11-mar-2012 (hace 4 años 8 meses 22 días)

como saco los Indicadores de eficiencia productivos y reproductivos de 300 cerdas... gracias...

Luis Eduardo Chaparro03-may-2013 (hace 3 años 7 meses)

Entonces si es necesario restringir la alimentación de la cerda en los primeros 15 días poscubrición?

c.martinVeterinario07-may-2013 (hace 3 años 6 meses 26 días)

Hola Luis:

De nuevo contesto en nombre de Peter por los problemas de idioma.
No es necesario restringir al principio de la gestación, al contrario, es beneficioso reconstruir las pérdidas de la lactación precedente al principio de gestación. Solo podría ser recomendable restringir los 3-5 primeros días postcubrición a las nulíparas.

Hola,quien me puede dar información más específica de los requerimientos nutricionales de cerdas nulíparas, en caunto a energía, proteína, aa, etc..y de cerdas en gestación también porfavor.Son cerdas de buena genética, pero criadas a traspatio..necesito elaborar mi propio concentrado, y requiero en base a estos datos, aportar las cantidades necesarias de maíz, soya, harina de pescado, etc..
Gracias.

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags