Lee este artículo en:

Experiencias prácticas de manejo de la alimentación de cerdas alojadas en grupos: sistemas con control individual (II)

En esta segunda entrega Jordi Ventura y Sara Ruiz hablarán sobre algunas de las estrategias de manejo alimentario en cerdas en sistemas de identificación electrónica.

Estación electrónica de alimentación

Estación electrónica de alimentación

Jordi Ventura

Es un sistema más exigente para las cerdas pero sobre todo para el ganadero. Sin embargo, a cambio, nos da la posibilidad de controlar la alimentación (el factor de coste más determinante) de forma individualizada, precisa y cómoda.

Por lo que respecta a los animales, en la última fase de recría tenemos que entrenar a las cerditas a entrar en la máquina a comer. No es difícil y lo recordarán toda la vida. El entrenamiento más exigente es el de las cerdas multíparas de una granja existente cuando decidimos quitar las jaulas y poner las máquinas.
Ya dentro del grupo no existe competencia para que cada cerda coma su ración pero si para acceder a la máquina. La jerarquía acaba determinando el orden de entrada y por ello es prudente no forzar el número de animales asignados a cada máquina. Hay que tener en cuenta que los grupos estáticos confieren estabilidad jerárquica y que, en grupos dinámicos, el aumento del tamaño del grupo disminuye el efecto de la jerarquía (respetando el de número de cerdas por máquina).

Cuando hacemos el diseño de la instalación es clave delimitar bien las zonas de descanso de las de tránsito. Tipos de suelo, separaciones y un buen diseño de la ventilación nos van a garantizar que las zonas de descanso permanezcan limpias. La zona de descanso subdividida en diferentes “alcobas” permite que las cerdas más temerosas se resguarden de las dominantes. Las medidas de una nave pre-existente a adaptar (naves estrechas) pueden condicionar un buen diseño.

El ganadero es quien más tiene que cambiar el sistema de trabajar. Chequear que todas hayan comido en los listados del ordenador. Identificar a las que no comen en el corral. Entrar también con cierta frecuencia a “ver” a los animales (revisar cojeras y condición corporal). Ajustar parámetros y atender el mantenimiento del sistema.

Si somos capaces de cumplir con sus exigencias, la máquina se convierte en una herramienta poderosísima para gestionar correctamente la condición corporal de las cerdas con el mínimo consumo de pienso. Además estoy convencido que a las prestaciones actuales se le van a añadir otras en el futuro (control del peso y/o del espesor de grasa dorsal de la cerda durante la gestación y corrección automática de su curva, ecografía automática de las cerdas en la máquina, etc).

Sara Ruiz

Las estaciones electrónicas de alimentación son sistemas de alimentación regulados a través de una máquina electrónica conectada a un sistema informático. Los animales entran en el comedero electrónico donde son identificados gracias a un chip electrónico que cada cerda lleva con un crotal en la oreja, y se les dispensa su ración correspondiente en función del peso y del estado de gestación.

En el comedero electrónico la cerda está protegida de otras cerdas mientras come. Una estación puede surtir hasta 50 nulíparas o 70 cerdas adultas, en función de las recomendaciones del fabricante.

Una estación de alimentación puede ejecutar muchas funciones, entre ellas: alimentación individualizada y programable en un PC, control del peso corporal, marcar las cerdas con spray de diferentes colores para su control (vacunación, traslado a parideras, vuelta en celo, etc.)

Este sistema permite trabajar con grupos estáticos (una máquina electrónica por lote) o con grupos dinámicos de alimentación (un conjunto de máquinas para varios lotes).

Cuando se trabaja con sistemas en lotes dinámicos no se recomienda grupos superiores a 400 animales y es recomendable disponer de locales de detección de celo.

Dado que la cerda lleva un chip en cualquier momento podemos consultar toda la información que almacena in situ o en el ordenador. Cabe resaltar la importancia que tiene disponer de personal especializado. De nada sirve instalar un sistema muy sofisticado que me permita disponer de una gran cantidad de información sino voy a saber interpretarla.

Las ventajas e inconvenientes de este sistema de alimentación se resumen en la siguiente tabla:

VENTAJAS INCONVENIENTES
Alimentación individualizada Personal especializado
Múltiples opciones en cuanto a instalación se adapta a casi todo tipo de naves Experiencia en control e interpretación de la información
Dinamizar grupos. Separa cerdas según múltiples opciones Riesgo pérdida chip
Detecta celos con una fiabilidad del 100 % 50-60 cerdas/equipo
Coste aceptable Entrenamiento previo animal
Slat-hormigón-paja Servicio técnico 24 horas

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags