Alimentación de cerdas lactantes II

La caída del consumo reduce la producción de calor ligada al efecto térmico del pienso

Factores relacionados con el bajo consumo

Desde el punto de vista nutricional los principales factores relacionados con esta situación (bajo consumo durante la lactación) son:

a) Sobrealimentación en la gestación.

b) Altas temperaturas en la sala de partos (la temperatura de confort térmico en las cerdas ronda los 15 º C).

c) Todo lo que comporta el amplio concepto de manejo del pienso (comederos, bebederos, etc y todo el sistema de explotación en sí.

Los efectos de las altas temperaturas sobre la cerda lactante son:

a) Reducción del consumo alimentario distinto según la temperatura: así de 18-25 ºC es de unos 150 g diarios; de 25-27 º C es de 390 g/día de pienso, siendo de 920 g día entre 27-29 º C.

b) Reducción del numero de comidas que pasa de 7 diarias consumiendo 1300 g cada una a 18 º a 5 de 500 g menos de consumo a 30 º C.

c) Empeoramiento de los parámetros reproductivos especialmente manifiestos en el intervalo destete celo fecundo.


Medidas a tomar

En cuanto a las medidas a tomar, desde el punto de vista nutricional, podrían razonarse de la forma siguiente: la caída del consumo produce una reducción de la producción de calor ligada al llamado efecto térmico del pienso (TEF = thermic effect of feed), siendo por tanto lógico la utilización de dietas con bajo TEF, a saber:

a) Aumento del contenido en grasa (hasta donde no limite el consumo por cambio importante de la textura de la dieta, sea esta harina o gránulo).

b) Disminución de la proteína (con adecuada suplementación de aminoácidos).

c) Disminución del contenido en fibra.

d) Aumento del consumo energético (manteniendo siempre el equilibrio entre este y los aminoácidos). Realmente el efecto de un aumento del consumo energético en dietas de verano esta mas condicionado por el consumo alimentario que por la naturaleza de la energía (sea grasa o almidones).

e) Aumentar el número de comidas al día desplazándolas hacia la parte del día de temperaturas mas bajas.


Necesidades de aminoácidos

A pesar de la limitación de espacio es importante hacer unos comentarios en torno a las necesidades en aminoácidos y especialmente de la lisina, a partir de la cual y aplicando el concepto de proteína ideal se pueden fijar los demás aminoácidos (el grupo de Kansas State University, Manhattan en el 2005 daban la siguiente perfil de aminoácidos relativos a la lisina: lisina 100; metionina 30: met+cistina 60; treonina 70; triptófano 20; isoleucina 60 y valina 90). Últimamente han aparecido informaciones que empiezan a recomendar relaciones lisina/treonina y lisina/triptófano superiores a los indicados. El triptófano parece que tendría un efecto favorecedor del consumo alimentario, sobre todo en situaciones de estrés térmico (Rafel, J 2005). Normalmente se utiliza el método factorial para calcular las necesidades en lisina de las cerdas lactantes, que no tiene en cuenta los efectos sobre la reproducción. Así pues existe bastante acuerdo en recomendar niveles de lisina mas altos en la primera lactación consecuente con una menor pérdida de peso corporal, reducción del intervalo destete celo y aumento del peso de la camada.

El efecto de estos niveles altos en primer parto en 2º y 3º ya no serian tan beneficiosos sobre los parámetros reproductivos, existiendo opiniones en el sentido contrario; de esta manera hay autores que ya recomiendan una alimentación por fases; Boyd, D en el 2006 recomendaba:

Número de orden de parto 1 2 3 4 5
% lisina de la dieta 1,3 1 1 0,95 0,95

con importantes beneficios en la productividad de las cerdas y el consiguiente ahorro económico por menos precio de pienso. Basados en esta filosofía los autores holandeses recomendarían este sistema indicando como ventajas (Deb Neuken 2006) reducción de la tasa de reposición de las cerdas y una disminución de la excreción de nitrógeno y fósforo de un 4,5 % cerda y año.


Conclusiones

Las conclusiones finales podrían ser las siguientes:

a) Maximizar el consumo diario de pienso durante la lactación.

b) Cuidar de llegar al parto con cerdas excesivamente grasas (niveles altos en gestación).

c) Dietas con un contenido de fibra relativamente bajo.

d) Formular por aminoácidos mas que por proteína.

e) Utilizar el peso de la camada como elemento de ayuda para la confección de dietas.

Alimentación de la cerda

Racionamiento según grasa y peso24-nov-2006 hace 10 años 16 días
Alimentacion de cerdas lactantes I14-sep-2006 hace 10 años 2 meses 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags