manténte informado con el canal rss de la sección

El síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS) tiene un gran impacto económico en la producción porcina mundial. Esta sección revisa los aspectos más novedosos de la enfermedad.

Vías de transmisión directas e indirectas (fómites y vehículos de transporte)

Las vías de transmisión directa del PRRSV dentro y entre poblaciones de cerdos incluyen cerdos infectados y semen contaminado. El PRRSV se ha encontrado en varias secreciones y excreciones porcinas incluyendo sangre, semen, saliva, heces, aerosoles y leche y calostro. Se ha observado también transmisión vertical durante la fase intermedia y final de la gestación. La transmisión horizontal se ha observado tras el contacto directo entre animales infectados y animales que no habían tenido contacto con el virus, así como la transmisión a través del semen de verracos infectados. Concretamente se ha detectado presencia del PRRSV y de su RNA en semen de verracos infectados de forma experimental hasta los 43 y 92 días post-infección (dpi), respectivamente. La eliminación fecal continúa siendo un tema de debate; varios estudios han mostrado la presencia del PRRSV en las heces a partir del día 28 a 35 tras una infección experimental mientras que en otros estudios el virus no ha sido detectado en muestras fecales.

Las infecciones por PPRSV se caracterizan por ser persistentes, lo que juega un papel importante en el control y erradicación de la enfermedad. El virus del PRRS se replica lentamente, yestá presente a niveles muy bajos en el animal, finalmente disminuye con el tiempo. Por el momento se desconoce cual es el mecanismo que utiliza el virus para evadir el sistema inmune. Varios estudios han descrito la duración de la persistencia del PRRSV, pero los resultados son muy variados. Usando la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), se ha detectado RNA del PRRSV en cerdas de reposición (6 a7 meses de edad) más allá de los 120 dpi con diseminación a centinelas no infectados hasta los 86 días. Respecto a la persistencia del PRRSV a nivel de la población en un cierto periodo, el PRRSV era perceptible en el 100% de 60 cerdos inoculados de forma experimental a las 3 semanas de vida hasta los 63 dpi y en el 90% de los mismos cerdos hasta los 105 dpi. La infección in utero de fetos a los 85-90 días de gestación dio lugar a descendientes con infección congénita con RNA del PRRSV detectable en suero a los 210 días post-parto. Cerdos centinela mezclados con estos (98 días post-parto) desarrollaron anticuerpos frente al PRRSV 14 días después. Finalmente, se ha descrito persistencia prolongada del PRRSV en animales individuales desde los 154 a 157 dpi.

Transmisión indirecta

Fómites

En los últimos años se han detectado varias vías de transmisión indirecta mediante fómites. Concretamente las botas y monos han sido identificadas como fuentes potenciales de PRRSV en cerdos no infectados. El riesgo de transmisión a través de estas vías puede reducirse mediante el uso de protocolos como el cambio de botas y ropa, la limpieza de manos, las duchas y un periodo entre contactos con cerdos de 12 h.
 

El PRRSV se puede transmitir mecánicamente en una granja mediante agujas, botas o ropa de trabajo contaminadas.


Debido a la tendencia del PRRSV a circular y replicarse en la circulación sanguínea, las agujas para inyecciones han sido también reconocidas como medios indirectos de transmisión del PRRSV entre cerdos. Finalmente, se ha demostrado también transmisión mecánica del PRRSV, tanto en tiempo frío como cálido, mediante una secuencia de eventos coordinados que implicaban los fómites (botas, refrigeradores y envases, envios de paquetes y vehículos) y determinadas pautas de comportamiento del personal . Sin embargo, algunos estudios han demostrado que ciertas estrategias de intervención, como la utilización de calzado desechable, pediluvios, uso de guantes y monos desechables diseñados para entrar en las explotaciones reducen de forma significativa el nivel de contaminación por PRRSV en la superficie de objetos y en consecuencia su propagación mecánica.

Vehículos de transporte

Los vehículos de transporte han sido investigados recientemente como vías potenciales en la transmisión mecánica del PRRSV. Un estudio utilizando un modelo de vehículo a escala 1:150 mostró como cerdos no infectados podían infectarse con el PRRSV a través del contacto con el interior del vehículo contaminado y como el secado del vehículo redujo la infección. Recientemente, un método para mejorar el secado de los vehículos mediante la utilización de aire caliente de alta velocidad (sistema termo-asistido de sequedad y descontaminación) se ha mostrado como eficaz en la eliminación del PRRSV del interior del vehículo contaminado. Junto con el secado, los desinfectantes también pueden utilizarse para esterilizar a los vehículos tras su uso; sin embargo, se han observado diferencias en la eficacia de los desinfectantes utilizados. De acuerdo con estos estudios, parece que los peroxígenos y las combinaciones de cloruros de amonio cuaternario y cloruros de glutaraldehído-amonio cuaternario son productos altamente eficaces.

Artículos relacionados

PRRS

Etiología y signos clínicos01-mar-2006 hace 8 años 7 meses 29 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags