Cumplir los objetivos de reproducción

Frank Aherne
27-nov-2003 (hace 10 años 4 meses 20 días)

Suponiendo que nuestra granja tenga el tamaño correcto para lograr una utilización óptima de las instalaciones, a continuación debemos asegurarnos que la eficiencia de producción sea la mejor posible. Empezaremos por suponer que se dispone de una excelente genética, de modo que se tenga capacidad para conseguir objetivos al menos tan buenos como los mostrados en la Tabla 1 para el 10% de los mejores productores.

Tabla 1. Productividad de las reproductoras.

 
Promedio
10% mejores
Repeticiones de cubrición (%)
10,5
5,0
Cubriciones múltiples (%)
80,1
99,0
Cerdas preñadas en 7 días (%)
89,3
95,4
Período destete-cubrición (d)
6,7
5,2
Índice de partos (%)
75,6
88,5
Promedio nacidos vivos
10,6
11,3
Promedio destetados
9,3
10,1
Destetados/cerda/año
21,5
24,4
Días no productivos
61,2
36,5
Tasa de eliminación (%)
40,1
24,8
Tasa de mortalidad (%)
4,4
1,7

Todos los factores enumerados en la Tabla 1 pueden influir e influyen en el número de cerdos destetados por año, pero la importancia relativa de algunos de estos factores se muestra en la Tabla 2.

Tabla 2. Importancia relativa de los factores que influyen en el número de cerdos destetados por año.

 
%
Número de cerdas cubiertas
Índice de partos
Número de nacidos vivos /camada
Mortalidad de cerdos nacidos vivos
60
30
5
5

Como se puede ver, satisfacer los objetivos de reproducción y el índice de partos se catalogan como los factores más importantes que afectan a la cantidad de cerdos destetados por cerda y año. La mortalidad o el tamaño de camada pequeño puede responder de la pérdida de un cerdo de cada dos, pero si no se reproduce el número correcto de cerdas semanalmente, se producirá la pérdida de camadas enteras. De modo que resulta obvia la importancia de satisfacer los objetivos de reproducción.

¿Cómo nos aseguramos de que siempre cumplimos los objetivos de reproducción?

El número de hembras preñadas por semana depende de tres subpoblaciones:

1. Número de cerdas destetadas disponibles

2. Número de nulípararas disponibles

3. Número de cerdas disponibles ocasionalmente

Las cerdas ocasionales son cerdas que pueden estar disponibles por varias razones. Las cerdas que vuelven a estar en celo el día séptimo o más después del destete pueden pasarse por alto hasta su siguiente celo. Hablando en términos generales, si se pueden satisfacer los objetivos de reproducción partiendo de las existencias de nulíparas, entonces un sistema de reproducción saltándose un celo en las cerdas con retornos tardíos, aumentará el número de cerdos destetados por cerda y por año debido a la mejora en el índice de partos y en el tamaño de la camada en la cubrición retardada de las cerdas con retorno tardío. Otras cerdas del grupo de cerdas ocasionales podrían ser cerdas de más edad, cerdas que han tenido un rendimiento relativamente bajo, cerdas seleccionadas para desecho por incapacidad, etc., o cerdas que sufrieron abortos. Estas cerdas se denominan activas, es decir, cerdas disponibles para la reproducción pero que de otro modo habrían sido enviadas al matadero.

No obstante, el empeño por cumplir los objetivos de reproducción no debe hacer olvidar la necesidad de bienestar y confort de los animales.

Si bien el número de cerdas destetadas que retornan al estro dentro de los 6 días (o más) después del destete es con mucho lo que más influye en el número de cerdas cubiertas por semana, este número variará de una semana a otra debido a la variación en el índice semanal de partos y a la variación de una semana a otra en la tasa de desecho voluntario e involuntario. Una granja puede tener un índice de partos del 90% o más pero puede oscilar entre el 75% y el 95% en cualquier semana. Por lo tanto, se obtiene un importante control en el cumplimiento de los objetivos de reproducción si se consigue un tamaño y un manejo adecuados de las nulíparas. Si no dispone de suficientes nulíparas para cubrir será imposible satisfacer los objetivos de reproducción de forma regular. Por otra parte, la calidad de las cerdas nulíparas que se introducen en la explotación y su posterior nutrición y manejo tendrán un efecto muy importante sobre la tasa de desecho y sobre la productividad de la granja, esto es, los cerdos destetados por cerda y año.

Respecto al desecho, mencionado anteriormente, el voluntario se produce cuando el encargado decide qué cerdas se eliminan y cuándo. El desecho involuntario se produce cuando no queda otra opción que eliminar a la cerda, debido a lesiones, cojera, enfermedad o muerte. Por desgracia en muchas granjas la mayor parte de las cerdas de desecho son involuntarias y de ese modo la distribución de paridad se aleja de la ideal.

Por último, una sugerencia más con respecto al cumplimiento de los objetivos de reproducción:

Recorra la nave de gestación cuando las cerdas lleven 12 semanas de gestación. La mayoría del personal de granja sabe si una cerda está preñada a las 12 semanas de gestación. Luego observe a la cerda y sus datos de rendimientos y decida si desea eliminarla después del destete. En este momento tiene una buena estimación de cuántas cerdas estarán disponibles para la reproducción después del destete, aproximadamente 7-8 semanas después de esa fecha. A partir de este dato sabrá cuántas nulíparas necesitará cubrir para cumplir los objetivos de reproducción. De tal modo que en este momento dispone de 7-8 semanas para obtener una reserva de cerdas nulíparas que estarán ciclando para la reproducción cuando sean necesarias (a saber, 4 semanas de gestación más 3 semanas de lactancia). Puede iniciar un programa de inducción de la pubertad o puede inducir el estro en cerdas nulíparas con la edad y el peso apropiados empleando PG 600 o algún otro producto inductor del estro, y estas nulíparas pueden pasar dos celos y estar todavía preparadas para la reproducción cuando se necesiten.