Principales enfermedades del cerdo de cebo

Miquel Collell
21-abr-2011 (hace 3 años 6 meses 3 días)

Existen diferentes maneras de enfocar las patologías del cebo:

- Los manuales tradicionales de patología hacen las divisiones de las patologías en función de si son bacterias, virus o parásitos los que provocan la enfermedad y a partir de este punto trazan los diferentes problemas que nos encontramos en la granja.

- Desde hace algunos años se han ido abordando las enfermedades como problemas complejos en los que son varios los patógenos que intervienen. En este sentido se habla de complejo respiratorio y últimamente de complejo digestivo.

¿Cuál de los dos enfoques es el correcto? El problema es que muy probablemente las dos aproximaciones son buenas y malas a la vez. Buenas porque explican lo que tienen que explicar y malas por ser incompletas. Existen muchos problemas (de origen no infeccioso) que no contemplan ninguna de las dos opciones, como pueden ser los problemas de ambiente por ejemplo.

  Edad semanas
Digestivas
5
10 15 20 25
Gastroenteritis transmisible
Diarrea epidémica porcina
Salmonella
  Disenteria
  Ileitis
    Úlceras
Respiratorias   Ascaris
    Micoplasma hyopneumoniae
PRRS
    APP
Gripe

Consideraciones generales
Para mantener este estado sanitario de una explotación serán necesarias una serie de medidas que garantizarán que no “infectamos” los animales por ninguna de las vías posibles de infección: heces, sangre, orina, semen, aire, etc. A estas medidas las llamamos medidas de bioseguridad que incluirán el control del personal, animales, transporte, etc.

Cuando nos encontramos con una aparición explosiva que afecta de golpe a muchos animales podemos sospechar de un virus, el ejemplo más claro es el de un brote de gripe que de golpe afecta a una nave. Si por el contrario nos encontramos con un goteo, podemos sospechar de una bacteria, como sería el caso de la disentería. La diferencia entre un tipo de patógeno y otro es importante ya que los virus no tienen tratamiento, sólo podemos prevenir, y las bacterias sí.

Algunas patologías
No es nada fácil hacer una lista de los principales agentes ya que éstos no sólo varían dentro de un mismo año (la neumonía enzoótica afecta más en invierno) sino que también lo hacen a lo largo de los años (no es lo mismo la situación patológica actual que la que teníamos hace 20 años) y además también varían según el país donde nos encontremos. No obstante, las más frecuentes son:

Pleuroneumonía
El agente causante de la pleuroneumonía es la bacteria Actinobacillus pleuropneumoniae. Es altamente infeccioso y su forma aguda es fatal a las pocas horas de ver los primeros síntomas. Suele cursar con fiebre, una tos productiva, cianosis de orejas y dificultad respiratoria. En un control de matadero podemos ver las lesiones típicas: neumonías catarrales purulentas con focos necrotizados.



Disentería
El agente causante es la bacteria Brachispira hyodysenteriae. Podríamos decir que con esta patología existe una historia antes y después del 2006 (prohibición de los promotores de crecimiento). La diferencia es que existe una incidencia superior de la patología y una resistencia más elevada a los tratamientos, por esta razón es bastante letal. Solemos ver diarrea sanguinolenta (sangre fresca). Provoca unos 30 días de retraso salida del cebo y un 15 % aumento en coste de producción.

Ileitis
El agente causante es la bacteria intracelular Lawsonia intracelluralis. La mayoría de veces cursa de manera subclínica, aunque también existe una forma aguda. Normalmente vemos una diarrea que puede ser de hemorrágica a color cemento. Al contrario de lo que sucede con la disentería la respuesta al tratamiento es muy buena.



Neumonia enzoótica
El agente causante es Micoplasma hyopneumoniae. Aunque la infección se puede dar en épocas muy tempranas de vida del animal, nos acaba afectando en el cebo. De por sí no es un agente muy patógeno, pero el problema es que actúa como un “abre-puertas” a otras infecciones. Con PRRS y App forman parte del complejo respiratorio.



PRRS
El agente causante es el virus PRRS. Podemos decir que la producción porcina cambió mucho con la aparición del PRRS en las granjas con sus dos vertientes respiratoria y reproductiva. Uno de los elementos que más afecta es su efecto inmunosupresor. En su vertiente respiratoria afecta a los cebos, vemos tos, inapetencia y conjuntivitis.

Gripe
El agente causante es el virus de la influenza tipo A. Como síntomas vemos respiración forzada y tos grave. Su aparición es típicamente estacional (en los meses más fríos). Forma parte también del complejo respiratorio con PRRS, App y neumonía enzoótica.

Parásitos
Entre los más destacados podemos citar Ascaris suum (interno) normalmente se caracteriza por ser el parásito que mayores daños provoca en cerdos de cebo retrasando su crecimiento o provocando tos y Sarcoptes scabiei (externo) que provoca lesiones de piel que acaban dando decomisos de partes de la canal o de la canal entera. Todas las enfermedades parasitarias provocan retrasos del crecimiento. En ambos casos es importante ver las lesiones en el matadero.

Úlceras de estómago
Las úlceras de estómago pueden tener causas múltiples (nutrición, enfermedades, estrés, etc.). Es frecuente ver los animales pálidos, con pérdida de peso y algunas veces con heces oscuras.



Prolapsos
Al igual que sucedía con las úlceras, existen diferentes causas que provocan los prolapsos (nutrición, patología, estrés, etc.). La dieta juega un papel muy importante ya que cualquier dieta que lleve a la constipación incita a la aparición de prolapsos. Los síntomas son muy evidentes ya que vemos el prolapso.



Mordeduras de cola y flancos
También tenemos que decir que es una patología multifactorial. En este caso el ambiente juega un papel muy importante. Podríamos situar esta patología como una patología “mental” ya que describimos este comportamiento como un comportamiento redirigido ante una agresión realizada al cerdo (malas condiciones ambientales, poco espacio, poco alimento, etc.).

Es bueno que sepamos entender las enfermedades como algo dinámico y las que hoy podemos considerar como importantes no lo sean tanto en unos años. De la misma manera en un futuro tendrán más importancia aquellas enfermedades que afectan a la población humana, como salmonela, hepatitis, o estafilococias.