Doce artículos donde el autor, Enric Marco, trata los puntos principales a tener en cuenta para que las medicaciones en agua resulten eficaces

Lee este artículo en:

9. Cuáles son los mejores bebederos para ahorrar medicación

En capítulos anteriores se ha comentado la importancia vital y fisiológica que tiene el agua para los cerdos en función de la edad y su estado fisiológico. Del total de agua gastada, debemos diferenciar entre consumida y desperdiciada. El objetivo es administrar las medicaciones en el agua de forma eficiente en relación al consumo de agua y coste del antibiótico utilizado pero sin afectar a su rendimiento productivo. Obviamente, un aumento del coste de antibiótico y/o consumo de agua tiene efectos dramáticos sobre el coste de medicación, como puede verse en el siguiente gráfico:

Figura 1. Relación entre agua total gastada y costes de medicación (engorde)

Coste medicación/galón de agua (0,01 US$) en función del antibiótico utilizado.
G Almond. 2002

El sistema de administración del agua también juega un papel muy importante en la medicación eficiente. Muchas veces no sólo depende del tipo de bebedero, como muestra la gráfica inferior, en la que vemos elevados consumos entre 8-9 l/cerdo/día (círculo rojo) con 3 bebederos distintos. Esto confirma que debemos tener en cuenta otros factores para controlar el “desperdicio” de agua medicada como son la ubicación, flujo y manejo del bebedero.

Figura 2. Costes de medicación en función del bebedero (9 granjas de cebo)

G Almond. 2002

Como consecuencia de este desperdicio de agua, no sólo tenemos un elevado impacto económico por el coste de medicación, sino también el coste fijo por m3 de gestión de purines, pagando el agua por partida doble, para traerla y para eliminarla. Ambos costes repercuten reduciendo el margen por cerdo o kg de carne. Existen estudios que demuestran una diferencia del 35% en el volumen de purín generado en función del tipo de bebedero. Tampoco debemos olvidar el impacto medioambiental en el suelo (amonio, nitratos, etc.) y un aumento de las emisiones al medio (gases GEI) debido a las gestión (electricidad, gasoil, etc.) de este exceso de purín generado.


Un manejo inadecuado del bebedero repercute negativamente en gastos de explotación y medio ambiente.

La relación entre el agua gastada y producción de purín en función del manejo (altura del bebedero) podemos verla claramente en la siguiente gráfica:

Figura 3. Agua gastada y producción de purín con distintos bebederos durante 12 semanas (crecimiento-cebo)

Trat. 1: Cazoleta.
Trat. 2: Chupete a altura constante de 480 mm (recomendada sólo para cerdos de 25 kg).
Trat. 3: Chupete a la altura recomendada (50 mm sobre la espalda del cerdo más pequeño).
Trat. 4: Chupete a altura constante de 730 mm (para cerdos de 100 kg) con escalón de 250 mm en el suelo (altura de 480 mm del bebedero)

Li and Gonyou. 2005


1. Importancia del diseño del bebedero en el agua desperdiciada

Hay 5 formas principales de administrar agua a los cerdos: válvula, cazoleta, canal, alimentación líquida y alimentación mixta pienso/agua.

En general, podemos resumir la eficiencia en función del diseño del bebedero:

Comparación de distintos tipos de administración de agua con ahorro en medicación:
Chupete “picopato” >
Chupete “tetina”
Chupete “colgante”
> Chupete “tetina
Chupete “bola”
> Chupete “picopato”
Cazoleta
> Chupete “bola”
Tolva mixta (agua/pienso)
> Chupete “picopato”
Tolva mixta (agua/pienso)
> Tolva alimentación en seco
Alimentación líquida > Tolva mixta (agua/pienso)


Hay poca información acerca de la influencia del diseño del bebedero sobre el uso del agua en medicaciones, pero hay algunos ejemplos:

Magowan et al., (2008) confirman que el mayor consumo de agua se produce significativamente con chupetes en comparanción a las cazoletas:

Figura 4. Consumo diario medio de agua en lechones destetados (L/cerdo/día) con distintos bebederos y posición de los mismos


www.afbini.gov.uk

Torrey et al., (2008) muestra que el diseño del bebedero influye en el lechón recien destetado. El chupete derrocha un 83% más y la cazoleta (boya) un 37% más de agua que la cazoleta (tetina).

Figura 5. Agua consumida,desperdiciada y gastada comparando 3 tipos de bebederos durante 14 días en lechones recién destetados



Torrey et al. 2008

McKerracher D., (2007) demostró que un cambio de chupetes por otros más eficientes es rentable, recuperando la inversión con ahorro en agua, volumen de purin, consumo de electricidad y gasoil y emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Figura 6. Consumo de agua por cerdo (24 h)


D McKerracher. 2007

Glen Almond (2002) realiza otra comparación entre dos diseños distintos, con una diferencia del 72% de ahorro entre ambos.

Figura 7. Utilización de agua en 6 salas de transición.

G Almond. 2002


2. Importancia del manejo del bebedero en el agua desperdiciada

Debemos realizar un buen manejo, básicamente en los puntos siguientes: Nº animales/ bebedero, colocación, flujo, control del consumo de agua, diseño del bebedero y altura.

Pero debemos tener muy en cuenta que un buen bebedero con mal manejo se convierte rápidamente en un mal bebedero, repercutiendo en pérdidas económicas en forma de rendimiento, derroche de agua medicada y elevado volumen de purines.

3. La relación entre el flujo de agua y el agua desperdiciada

El flujo depende básicamente del diámetro de la tubería, presión y bebedero instalado. Un flujo por encima de las necesidades provocará desperdicio de agua y por debajo tendremos competencia para beber, más grave cuando la densidad de animales o la temperatura sean elevadas. La relación se muestra en la gráfica:

Figura 8. Relación entre agua desperdiciada y flujo de bebedero

Li YZ y Gonyu HW. 1996

4. Relación entre la colocación del chupete y agua desperdiciada

Regulación de la altura del bebedero.
Debemos instalarlo sobre o al borde de la zona de defecación y próximo al comedero, a una altura de 5 cm por encima de la espalda del cerdo más pequeño del corral. Un chupete demasiado elevado dificulta la bebida y demasiado bajo produce derroche de agua. Las recomendaciones son de 1 chupete/10 cerdos, mínimo de 2/corral para prevenir un posible bloqueo, competición y
derroche de agua. Entre 2 chupetes debe existir al menos la longitud de un cerdo. Una orientación correcta puede reducir el derroche en un 35% y colocando lámimas “antiderrame” un 50%.

Figura 9. Efecto de la altura y flujo delos "chupetes" sobre el agua total gastada,consumida y desperdiciada (crecimiento-engorde)

Trat. 1: Altura recomendada (50 mm sobre la espalda del cerdo más pequeño y flujo bajo (500 ml/min).
Trat. 2: Altura y flujo (1000 ml/min) recomendados.
Trat. 3: Altura inadecuada (330 mm) y flujo bajo.
Trat. 4: Altura inadecuada y flujo elevado.

Li and Gonyou. 2005

5. Relación entre la colocación de la cazoleta y agua desperdiciada

Debe colocarse sobre el área de slat del corral, pero no en la esquina, dónde se ensucia con más frecuencia. Cuando se instala más de una cazoleta, deben colocarse una cerca de la otra. Los cerdos deben beber con la cabeza ligeramente bajada, si la cazoleta está demasiado elevada el cerdo tendrá dificultad para beber, y si está demasiado baja se ensuciará más y ser perderá más agua. La altura debería ser un 40% de la altura del lechón más pequeño del corral. El número de cerdos por cada cazoleta puede ser de 15.

Medicación en agua

10. Protocolos de limpieza tras la medicación24-nov-2009 hace 5 años 4 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags