manténte informado con el canal rss de la sección

Quincenalmente publicamos el comentario de un especialista en porcino.

Pruebas diagnósticas para pleuropneumonia (Actinobacillus pleuropneumoniae) (2/2)

Escenarios diagnósticos
1) Sospecha de brotes agudos de A. pleuropneumoniae en una granja anteriormente negativa.

En este caso, el factor clave es la confirmación de si la granja está o no afectada por APP. El mejor método es enviar cerdos muertos o cerdos vivos afectados al laboratorio de diagnóstico para su examen post-mortem. Las muestras de las lesiones típicas de la pleuroneumonía aguda se pueden cultivar mediante técnicas y medios adecuados y luego determinarse el serotipo de cultivos puros. Dependiendo de la disponibilidad de otras pruebas, se pueden conservar muestras para PCR, IFA y/o histopatología en caso de que se necesiten pruebas complementarias.


Figura 1. Pulmón porcino que muestra una zona de neumonía hemorrágica y fases iniciales de pleuresía asociadas con infección aguda por Actinobacillus pleuropneumoniae.


Figura 2. Pulmón porcino que muestra un foco de neumonía de subaguda a crónica con pleuresía más extensa, coherente con infección por Actinobacillus pleuropneumoniae en vías de solución.

Además del examen post-mortem, se pueden tomar frotis de las amígdalas de cerdos vivos afectados para pruebas PCR de ApxIV o específicas de serotipo. El uso de una técnica PCR "anidada” optimiza la sensibilidad de la prueba permitiendo agrupar los frotis en lotes de 5 frotis por grupo. De esta manera se puede examinar un número representativo de cerdos de modo rentable.

El primer conjunto de muestras de sangre para serología pareada se puede recoger en esta fase aguda; en el caso ideal, los cerdos de los que se han tomado muestras deben etiquetarse para que sea posible recoger muestras de suero en estado convaleciente 3-4 semanas después para emparejarlas correctamente con las muestras de la fase aguda en cerdos individuales.

2) Diagnóstico de la infección crónica por A. pleuropneumoniae como parte del “complejo respiratorio porcino” (CRP)

En situaciones complejas de pleuroneumonía donde podrían estar implicadas una o más infecciones concomitantes, se aconseja ampliar la investigación y un protocolo de muestreo que incluya material para otras pruebas. Esto supone disponer de tejido pulmonar fresco para bacteriología y virología y/o pruebas PCR para otros agentes. La histopatología en 3 áreas representativas de tejido neumónico aporta nuevos datos sobre la naturaleza de las lesiones neumónicas. En casos crónicos de infección por APP las lesiones se encapsulan, se contraen y finalmente se reducen a zonas de cicatrización crónica. Durante las etapas crónicas, el número y la viabilidad de APP en las lesiones se reducen drásticamente y las tasas de asilamiento son escasas. En estos casos, las pruebas PCR de las lesiones pulmonares y la serología en los cerdos recuperados en el lote aportan una información diagnóstica más útil. Los anticuerpos se pueden detectar desde aproximadamente 10 – 14 días después de la infección.

3) Cribado de cerdos sanos exentos de A. pleuropneumoniae como parte de un programa de garantía sanitaria.

Además de la inspección clínica de las granjas y de los exámenes pulmonares realizados en cerdos sacrificados, se pueden seleccionar números representativos de cerdos en edades de alto riesgo (esto es, de engorde o de cebo) para investigar la presencia de APP mediante frotis de las amígdalas, así como mediante la toma de muestras de sangre para serología. Las pruebas PCR que usan ensayos basados en ApxIV también se pueden usar con eficacia en granjas exentas de APP que hayan sido vacunadas como garantía frente a la posibilidad de enfermedad grave, en el caso de brotes en una granja no expuesta previamente.

Dificultades que se pueden encontrar con las pruebas de APP y con la interpretación de los resultados
La mayor parte de las dificultades se presentan cuando se seleccionan cerdos sanos exentos de APP, por los siguientes motivos:
 

  • En el caso ideal, las granjas serían negativas para todos los serotipos de APP, sin embargo, en las granjas puede haber serotipos no virulentos o de baja virulencia sin que haya ninguna enfermedad clínica asociada.

• La mayor parte de los países no han acordado estándares industriales sobre qué serotipos es aceptable tener en las granjas y cuáles no. Como punto de partida, se aconseja que los que tengan dos genes de toxina Apx (aparte de ApxI, ApxII y ApxIII) sean considerados no aceptables. Por razones prácticas, se podrían permitir los que tuvieran un único gen de toxina Apx que no esté asociado con enfermedad clínica.

• Las pruebas de cribado más extensamente disponibles (serología y PCR) se basan en el gen ApxIV que abarca todos los serotipos. Las muestras que den resultados positivos precisan una posterior exploración para determinar su significación. Esto acarrea más gastos y retrasos en la finalización de las pruebas.

• Las pruebas serológicas relacionadas con el serotipo no están generalmente disponibles y las que identifican grupos relacionados con la virulencia pueden tener una especificidad cuestionable y tienen que ser interpretadas con precaución.

• Las pruebas de PCR específicas de serotipos se pueden usar donde estén disponibles, pero generalmente se limitan a los serotipos más virulentos. En el mejor de los casos, los resultados negativos indican que el serotipo virulento específico no está involucrado, sin embargo, podría no ser posible determinar cuál de los serotipos menos importante está presente si se corresponde con los resultados positivos para ApxIV.

• Las pruebas para los genes de la virulencia por PCR requieren cultivos puros de APP, ya que estos genes pueden existir en especies estrechamente relacionadas como Actinobacillus suis, que también podría estar presente en la muestra. Cuando se hacen frotis de amígdalas a los cerdos para detectar APP, el mejor método es recoger dos frotis por cerdo, un frotis simple para las pruebas PCR de ApxIV y un frotis en medio de transporte Amies para usar en el cultivo de APP en el caso de un resultado positivo en la PCR para ApxIV.

• El cultivo de APP procedente de frotis de amígdalas está lleno de dificultades porque los cultivos tienden a crecer excesivamente por las numerosas bacterias comensales que colonizan las amígdalas, a no ser que se utilicen técnicas más especializadas como la separación inmunomagnética o medios selectivos que inhiban a los organismos comensales. Si no se obtiene APP aislado, se puede examinar el extracto del ADN original en cuanto a ApxI, ApxII y ApxIII por PCR, pero los resultados deben interpretarse con precaución. O bien, se pueden recoger otros frotis de los cerdos para otro intento de cultivo o se pueden tomar las amígdalas de cerdos seleccionados para cultivo del tejido profundo de la amígdala.

A pesar de las dificultades señaladas, las pruebas diagnósticas para APP aportan una contribución útil a la información global que tiene el veterinario sobre la granja. Los resultados de las pruebas siempre deben ser interpretados a la luz de una perspectiva más amplia que incluya la historia clínica, la vigilancia en el matadero, los resultados post-mortem y de cultivos y el cribado serológico.

Artículos relacionados

Los expertos opinan

Evaluación del bienestar: Protocolo Welfare Quality®04-may-2010 hace 4 años 2 meses 26 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags