manténte informado con el canal rss de la sección

Quincenalmente publicamos el comentario de un especialista en porcino.

Nutrición de reproductoras II

La ingesta de alimento de la cerda preñada dependerá de:

• El peso de la cerda y su nivel de grasa dorsal (condición corporal) en el momento de la reproducción
• La densidad energética de la dieta
• Las condiciones ambientales del establo
• Los métodos de alimentación

El programa de alimentación debe permitir que todas las cerdas ganen suficiente peso durante la gestación para llegar a conseguir un nivel de grasa dorsal en el momento del parto de 18 a 20 mm (P2)

En muchas piaras se utilizan puntuaciones de la condición corporal para determinar el nivel de alimentación de la cerda gestante. Se supone que la tasa de condición corporal refleja el nivel de engrasamiento de la cerda. Normalmente las cerdas reciben una puntuación de 1 a 5 según una evaluación visual y la palpación del dorso de las cerdas a la altura de los huesos de la cadera. Se asigna una puntuación de 1 a las cerdas muy delgadas y un 5 a una cerda muy engrasada, considerándose óptima una puntuación de 3 a 3,5. Dado que no hay una base científica para la asignación de niveles de alimentación a una puntuación concreta, la asignación alimenticia deberá basarse solamente en la experiencia. Sin embargo, la tasa de condición corporal no refleja con exactitud el nivel de grasa dorsal de las cerdas. En muchos ensayos y pruebas de campo las cerdas con puntuaciones de estado de 3,0 tenían grasa dorsal en un intervalo de 10-28 mm. Se encontró un intervalo similar de grasa dorsal en todas las tasas de condición corporal. Evaluadores diferentes asignan puntuaciones diferentes a las mismas cerdas y no son coherentes a lo largo del tiempo. Con independencia de la condición global de las cerdas de la granja, las puntuaciones tienden siempre a oscilar entre 1,5 y 4,0. Pero, lo que es más importante, la puntuación ignora el peso real de la cerda.

Si consideramos el modo en que la cerda utiliza la energía dietética, podemos observar que la mayor parte de la misma está destinada al mantenimiento (tabla 1).
 

Tabla 1: Distribución de la energía por una cerda preñada de 175 kg con 15 mm de grasa dorsal en el momento de la cubrición
Uso de energía Mcal ME/día Pienso/día kg Porcentaje
Mantenimiento 5,0 1,66 80
Ganancia de peso 0,96 0,32 15
Desarrollo camada 0,12 0,12 5
Total 6,32 2,10 100
La dieta contiene 3,0 Mcal EM/kg

La distribución del uso de la energía es habitualmente la reflejada en la tabla 1 pero es importante advertir que la cantidad de energía necesaria para el mantenimiento aumentará con el incremento de peso de la cerda (figura 1). Para este conjunto de datos, el alimento necesario para el mantenimiento aumenta aproximadamente en 160 g por cada 45 kg de aumento de peso de la cerda. Por lo tanto, cualquier sistema de alimentación que no tenga en cuenta el peso de la cerda no será adecuado. Por esta razón hemos desarrollado tablas de asignación alimenticia basadas en estimaciones del peso y del espesor de la grasa dorsal de las cerdas en el momento de la reproducción.

Figura 1. Requerimientos de mantenimiento en gestación

Peso de la cerda

La mayor parte de las granjas no están equipadas ni preparadas para dedicar tiempo, esfuerzo o dinero a pesar a las cerdas. Por lo tanto, nuestras tablas se desarrollaron basándose bien en estimaciones visuales del peso de la cerda o en el peso de la cerda calculado a partir de la medida entre los costados obtenida con una simple cinta métrica (figura 2)

Figura 2. ¿Tenemos que pesar las cerdas?
- No, solemos medir a la cerda con una cinta de flanco a flanco y estimar el peso
- El objetivo es poner a la cerda en una de las 5 categoria

Grasa dorsal de la cerda

La grasa dorsal por sí misma no es buena predictora del rendimiento de la cerda. Estoy seguro de que han visto cerdas delgadas que van muy bien y cerdas gordas que dan malos resultados. Pero la grasa dorsal en un buen indicador de las reservas corporales de las cerdas. Si tienen poca grasa dorsal en el momento del parto pueden tener que valerse de sus tejidos proteicos para mantener la producción de leche si la ingesta de pienso no satisface sus necesidades. Si una cerda moviliza más del 12% de sus reservas proteicas durante la lactancia, la tasa de crecimiento de la camada se reducirá y también resultará reducida la eficiencia reproductiva posterior. Necesitamos un programa de alimentación que garantice, para todas las cerdas, que no estén ni demasiado delgadas (<12 mm) ni demasiado engrasadas (>20 mm) en el momento del parto.
 

Figura 3. Estimación de los requerimientos de pienso de las cerdas a partir de la grasa dorsal y las categorías de peso
- Usar el medidor para escanear la grasa dorsal a la última costilla, a 6,3-8,8 cm de la línea media

- Mover la sonda hasta encontrar el mayor valor

Utilizamos un medidor de grasa dorsal. Estos aparatos son ligeros de peso, duraderos, relativamente baratos y fáciles de manejar después de un breve entrenamiento. Las medidas de grasa dorsal se realizan a nivel de la última costilla, a 7-9 cm de la línea media de la cerda (figura 3). Las medidas se toman en ambos lados y se promedian los valores máximos. Nuestro objetivo de niveles de grasa dorsal es:

  Grasa dorsal (P2) mm
En la reproducción 15-16
En el parto 18-20
En el destete 15-16

Es importante comprender que los niveles de grasa dorsal pretendidos no son valores promedio de la granja sino los valores a alcanzar por cada cerda.

Teniendo en cuenta una estimación del peso y el nivel de grasa dorsal de la cerda en el momento de la reproducción, hemos desarrollado esta tabla de ingesta alimenticia (tabla 2). Como se puede observar, la cantidad de alimento varía de 1,7 kg por día a 3,3 kg, dependiendo del peso y del nivel de grasa dorsal de la cerda.
 

Tabla 2. Consumo de pienso desde el d 0 a los 101, kg/día
Flanco a flanco, cm
Peso estimado, kg Grasa dorsal a la cubrición, mm
< 12 12 a 14,9 15 a 18 > 18
83 a 90 115 a 150 2,4 2,2 1,9 1,7
91a 97 150 a 180 2,7 2,4 2,2 1,9
98 a 104 180 a 215 2,9 2,6 2,4 2,1
105 a 112 215 a 250 3,1 2,9 2,6 2,4
113 a 127 250 a 300 3,3 3,1 2,8 2,6
- Se asume una dieta con 3.0 Mcal ME/kg
- A todas las cerdas se les da 1 kg/d adicional desde el d 102 al 115
- Cerdas mantenidas a 20°C o superior

En el próximo artículo se tratarán algunas alternativas a esta tabla.

Artículos relacionados

Los expertos opinan

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags