manténte informado con el canal rss de la sección

Quincenalmente publicamos el comentario de un especialista en porcino.

Dimensiones y diseño de la unidad de cebo

Introducción

La unidad de cebo está destinada a satisfacer las necesidades de los cerdos una vez superadas las primeras semanas difíciles posteriores al destete. Generalmente, el período de cebo empieza cuando el peso vivo alcanza los 20-35 kg, lo que equivale a una edad de 10-13 semanas. El período de cebo varía de unos países a otros y depende del modelo de mercado y del peso en el momento de la matanza. Sin embargo, independientemente de esto, la unidad de cebo debe proporcionar un ambiente cómodo que ofrezca condiciones óptimas para un índice elevado de crecimiento y de conversión. Con frecuencia, se dedica demasiado poca atención a la unidad de cebo tanto cuando se diseña como cuando se gestiona posteriormente. El resultado es que esto repercute negativamente en la producción.

Unidad de cebo: consideraciones

Al igual que la unidad de destete, la unidad de cebo debe estar diseñada para una gestión todo dentro/todo fuera que permita la limpieza y desinfección entre lotes y un estricto control ambiental.

El número de salas de cebo depende de la ganancia media diaria prevista y del peso vivo esperado cuando los cerdos entren en la unidad y el peso en la matanza. Dado que el período de cebo es más largo que el período de destete, puede ser más difícil planificar el número de salas que se necesitan. De tal modo que, si el diseño de la unidad está basado en una ganancia media diaria elevada puede que no haya tiempo suficiente para que todos los cerdos finalicen la etapa de cebo a tiempo antes de que llegue el siguiente lote de destetados.

Además, es importante tener en cuenta la estrategia para la salida de los cerdos. Como la tasa de crecimiento de los cerdos es diferente, no todos estarán preparados para el sacrificio al mismo tiempo. Si el peso vivo normal de mercado es de 100 kg, el peso promedio de los cerdos en una sala será de unos 80 kg cuando los primeros animales estén listos para el sacrificio, mientras que los más pequeños sólo pesarán 60 kg.

Las temperaturas elevadas y las enfermedades pueden reducir considerablemente el índice de crecimiento y aumentar la variación de pesos. Los efectos producidos se muestran en las Figuras 1 y 2. El primer diagrama muestra la distribución por pesos de cerdos con un elevado índice de crecimiento y baja variación de pesos (desviación típica de 6 kg), lo que significa que no han resultado especialmente afectados por condiciones ambientales ni sanitarias. El segundo diagrama muestra la distribución por pesos de un grupo de cerdos con un bajo índice de crecimiento y una elevada variación de pesos (desviación típica de 10 kg). La comparación de las dos figuras indica que se tarda más tiempo en vaciar una sala cuando la variación de pesos es elevada.

Figura 1. Distribución por pesos de los cerdos de un grupo con elevado índice de crecimiento y baja variación de pesos (dt = 6 kg) cuando los primeros cerdos están listos para el matadero con 100 kg.

 

Figura 1. Distribución por pesos de los cerdos de un grupo con bajo índice de crecimiento y elevada variación de pesos (dt = 10 kg) cuando los primeros cerdos están listos para el matadero con 100 kg.

Tabla 1. Criterios de diseño habituales de una unidad de cebo para cerdos con salida prevista a los 100 kg.

  Peso en el momento de la transferencia
20 kg 30 kg
Número de salidas 3 3
Días en la unidad 102 88
Días para limpieza 3 3
Espacio por cerdo, m2 0,65 0,65
Ventilación, m3/hr* 15-140 15-140
Humedad relativa, % 50-70 50-70
Temperatura, inicio** 24 22
Temperatura, final** 16 16
*La tasa de ventilación depende del clima; en un clima moderado como el danés debe emplearse la tasa más baja, mientras que deberá aumentarse en uno más cálido como el español.
**Se necesita calefacción en zonas con bajas temperaturas invernales, mientras que es necesaria la refrigeración para contrarrestar los efectos negativos de las altas temperaturas del período de calor.

Diseño de la cuadra

Estudios daneses indican que la forma de la cuadra debe ser rectangular con una proporción longitud/anchura de 2:1 como la de la cuadra de destete, lo que se adapta a actividades como reposo, comida, defecación y también a actividades sociales. Teniendo en cuenta que la longitud de un cerdo de 100 kg en el momento del sacrificio es de aproximadamente 130 cm, la anchura de la cuadra debe ser, por lo menos, de 2,2 m para satisfacer la necesidades del cerdo. Las cuadras danesas tienen normalmente 2,2–2,6 m de anchura y 4,5-6,0 m de profundidad independientemente del sistema de alimentación.

Las pruebas han demostrado que el tamaño ideal del grupo es de 15-25 cerdos por cuadra y eso también coincide con la capacidad de la mayoría de los comederos que existen en el mercado. Debe proporcionarse una fuente extra de agua aparte de la suministrada por medio del comedero.

El slat debe ser de hormigón con una anchura de viguetas de 80-90 mm y una anchura de las aperturas de 18 mm, que es también la anchura de ranura máxima según la legislación de la UE. Preferiblemente, el emparrillado debe instalarse siempre de tal modo que los cerdos puedan situarse paralelamente a las viguetas durante la comida, ya que esto reduce las lesiones en las patas.

Para sistemas de alimentación en seco el comedero debe situarse aproximadamente a un tercio de la longitud de la cuadra en la zona más próxima al pasillo, ya que esto proporciona la mejor distribución espacial para la comida, la defecación y el reposo.

Figura 1. Cuadra con alimentación en seco: separación entre cuadras es cerrada en la zona de reposo y abierta en la zona de defecación.

Para sistemas de alimentación líquida, la longitud de la cuadra viene determinada por el número de cerdos que pueden comer simultáneamente. La anchura de los cerdos que se sacrifican con 100 kg es de 32 cm, lo que significa que una cuadra para 15 cerdos debe tener una longitud de 4,8 m.

Figura 2. Las cuadras para alimentación líquida deben permitir que todos los cerdos coman simultáneamente.
Figura 3. Las cuadras con sistemas de pesado automático para grupos grandes de cerdos presentan más peleas, son más difíciles de manejar y tienen peor rendimiento que los diseños de cuadras más tradicionales para grupos más pequeños.

Los expertos opinan

Monitorización de Salmonella en porcino a nivel europeo09-oct-2007 hace 7 años 1 meses 15 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags