manténte informado con el canal rss de la sección

Exposición mensual de un caso clínico preparado por veterinarios de campo de diversos países.

1 comentarios

Lee este artículo en:

Pulmonías con elevada mortalidad en engorde

Descripción de la explotación

La granja tiene 1.000 cerdas en ciclo cerrado y está situada en Italia, en una zona de alta densidad porcina. Los cerdos se llevan al matadero a 168 kg con, al menos, 9 meses de edad según las normas de producción del  Consorzio del Prosciutto di Parma e San Daniele. La explotación produce su propia reposición con un núcleo de abuelas. El manejo es en bandas semanales y el destete se produce a los 21 días de edad. Tanto en el destete como en el engorde se utiliza el manejo todo dentro/todo fuera. Por otra parte, la capacidad del local de crecimiento, que aloja los animales entre 20 – 40 kg, es suficiente para que los lotes no se mezclen entre sí. Ambos locales tienen el suelo de slat completo. En el engorde, donde los animales entran a los 40 kg, el suelo es sólido y los animales se distribuyen en múltiples salas. La alimentación en el destete es seca y a voluntad, mientras que en la fase de crecimiento y engorde es líquida, suministrada 3 veces al día.

Engorde

Estado sanitario

La explotación es positiva a PRRS, Aujeszky, Mycoplasma hyo y PCV2 y negativa a enteritis necrótica y rinitis atrófica.

Programa de medicación y vacunación de los reproductores: vacunación en sábana 3 veces al año contra parvovirus, Aujeszky y PRRS. Las cerditas también son vacunadas contra micoplasma. Todos los reproductores son tratados, 3 veces al año, con ivermectina vía pienso.

Cerdos: la vacuna contra micoplasma es única y la de Aujeszky se administra en 3 dosis, a los 60, 85 y 170 días de vida. El tratamiento para el control de la colibacilosis y la estreptococosis a la entrada del destete está compuesto por amoxicilina (400 ppm ), colistina (120 ppm) y óxido de zinc (300 ppm) durante 10 días, seguido de otros 10 días con florfenicol (200 ppm) y colistina (120 ppm). Durante la fase de crecimiento no son vacunados.

Aparición del caso

Los lechones estaban normales durante el destete, con pérdidas moderadas (2%), pero después de unos 15-20 días del traslado, en la fase de crecimiento, se apreciaba la aparición de tos generalizada y una pérdida de peso. La morbilidad era de casi el 30 % y la mortalidad de la fase de 4-6 %.  Esta situación era prácticamente crónica en el crecimiento y siempre se había atribuido a una recirculación de PPRS. En la fase posterior al crecimiento, o sea en el engorde, los problemas eran de tipo entérico, con una cierta mortalidad, pero dentro de los parámetros normales de la explotación (3%).

suinetti morti

Visita a la explotación

Se verificó lo que había contado el productor. También se notó en la fase de crecimiento, la que motivó la llamada, la presencia de algunos casos de diarreas, oscuras pero no muy extendidas. La tos estaba presente en animales de 75-95 días de edad, con algunos ejemplares postrados en estado febril. Durante la visita no se encontraron animales muertos.

Polmonite accompagnata da pleurite

Fotos 2 e 3: Pulmonía acompañada de pleuritis.

Se pidió al productor que llamase si aparecían animales muertos, para realizar una necropsia, lo que sucedió algunos días después. En la necropsia se evidenció una bronconeumonía con presencia de lesiones compatibles con micoplasma, pulmonía intersticial y pleuritis difusa con indicios de complicaciones bacterianas. Se enviaron los pulmones al laboratorio para determinar los agentes causales. La sospecha era de PRRS con complicación bacteriana. La explotación realizaba análisis semestrales categorizados por edad para observar las posibles variaciones de la dinámica de infección de los virus en circulación en la granja, PRRS y PCV2, que a menudo producían descensos del rendimiento. Se efectuó paralelamente un análisis serológico de un grupo de animales, 8 por cada franja de edad: 6, 9, 14, 20 y 26 semanas con el objetivo de identificar el momento en qué se producía la viremia. Según la respuesta del laboratorio se recomendó el uso de un antibiótico (clortetraciclina 200 ppm) y un antiinfiamatorio (paracetamol 600 ppm). Durante la visita se realizó la necropsia de una animal muerto súbitamente en el engorde con un peso vivo de 80 kg, que evidenció alteraciones de tipo necrótico en la pared del colon.

Polmonite

Tabla 1. Análisis serológico

animales Edad
(semanas)
Presencia
síntomas
PRRS
PCR (+)
2 pool de 4
PCV2
PCR (+)
2 pool de 4
Mycoplasma
Elisa (+)
8 6 No 2/2 0/2 0/8
8 9 Si 2/2 2/2 4/8
8 14 Si 2/2 2/2 1/8
8 20 Si 0/2 2/2 7/8
8 26 Si 0/2 2/2 6/8

Resultados de laboratorio

  1. Análisis bacteriológicos: aislamiento de Salmonella cholerasuis de pulmones e intestino; y presencia de Brachispira pilosicoli en el intestino (PCR).
  2. Análisis virológico: positividad a PRRS (PCR) y circovirus (PCR).
  3. Antibiograma: sensibilidad a aminosidina, flumequina, gentamicina, amoxicilina.

Medidas adoptadas

Con el diagnóstico de laboratorio y las observaciones de campo se decide tratar todos los animales de la fase de crecimiento medicando a través de la sopa contra la salmonelosis con aminosidina (12,5 ppm) durante 15 días.
Durante el vaciado sanitario se limpiaron también las fosas, cosa que no se había hecho con anterioridad. Una vez limpias se espolvorearon con cal viva que luego se lavó. Cada sala se mantuvo vacía durante 40 días.

Tratamiento y evolución

Tras casi dos semanas no se observó ninguna mejora, por lo que se decidió tratar la sopa con flumequina (60 ppm) y tiamulina (100 ppm). El uso de alimento líquido dificulta la separación de los animales en grupos, por lo que se decidió tratar a toda la fase de crecimiento.

Tras casi 3 meses se decide realizar el tratamiento sólo en la primera fase del crecimiento (15-20 días), dejando sin tratamiento la segunda mitad (otros 15 -20 días). Tras algunas semanas, esta acción se demostró negativa, con reaparición de síntomas clínicos, por lo que se reprendió la medicación durante todo el crecimiento. Esta estrategia comportó una mejora general del rendimiento (crecimiento, conversión y mortalidad) que continúa hasta el día de hoy, aunque siguen estando presentes los virus de PRRS y PCV2 en la fase de crecimiento. Por ahora no se han aislado más cepas de Salmonella cholerasuis, y la sintomatología clínica no se ha vuelto a presentar.

Comentario

  • Pese a la presencia de circulación viral de PRRS y Circovirus concomitantemente al problema sanitario, la mortalidad y los atrasados eran debidos a la infección secundaria por Salmonella.
  • No se sospechó de inmediato de salmonela debido a la falta de sintomatología intestinal evidente: el problema principal era de tipo respiratorio. El género cholerasuis de salmonela es muy invasivo y va fácilmente en círculo; en este caso no había colonizado el intestino de un modo importante; otro síntoma típico, la cianosis, tampoco estaba presente.
  • Hoy la granja sigue con el protocolo de limpieza y desinfección del ambiente y de las fosas (cal) durante los vaciados de cada sala.

Conclusiones

1. La presencia constante de circulación viral de PRRSV puede inducir a infravalorar otros patógenos que pueden ser la verdadera causa de la moralidad.
2. La dosis y continuidad del tratamiento deben ser evaluados cuidadosamente.
3. El “retroceso” de la enfermedad no tiene porqué implicar una detención inmediata del tratamiento.

El caso clínico del mundo

Abortos en cerdas jóvenes16-dic-2011 hace 3 años 2 días
Altrenogest para prevenir los partos prematuros20-oct-2011 hace 3 años 1 meses 28 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

john jairo zapata27-nov-2011(hace 3 años 21 días)

muy intersante, megustaria saber mas sobre dosificacion

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags