manténte informado con el canal rss de la sección

Exposición mensual de un caso clínico preparado por veterinarios de campo de diversos países.

Coinfección PRRS-Mycoplasma

08-ene-2008 (hace 6 años 9 meses 13 días)
imprimir

Descripción de la explotación

El caso que nos ocupa este mes se dio en una explotación porcina de ciclo cerrado con 400 madres y con manejo en un solo sitio, situada en una zona de baja densidad porcina de Francia, concretamente en Cotes d’Armor, si bien a 100m de la explotación existe otra de ciclo cerrado con unas 100 madres.

Tanto las primerizas de reemplazo como el alimento se adquieren del exterior mientras que las dosis de inseminación se producen en la misma explotación.

El manejo se realiza en 15 bandas con destete a los 21 días.

El agua de bebida procede de un pozo correctamente clorado.
 


Estatus sanitario

A priori se desconoce el estatus sanitario para la mayor parte de patógenos excepto para el virus de la enfermedad de Aujeszky contra el cual la explotación se controla regularmente y es negativa. De todas formas, teniendo en cuenta la situación geográfica de la explotación, es probable que sea positiva para PRRS y micoplasma si bien no se observan signos clínicos.

Profilaxis efectuadas
 

  Vacuna E coli K88 y K 99 cerdas y primerizas
  Parvovirosis cerdas y primerizas
  Mal rojo cerdas y primerizas
  Rinitis atrófica cerdas y primerizas
  Influenza (H1N1 y H3N2) cerdas y primerizas
  PRRS (vacuna inactivada) cerdas y primerizas
  Micoplasma (dos dosis) lechones


Aparición del caso

El ganadero decide ponerse en contacto para realizar un examen general de la explotación y en particular de los problemas respiratorios recurrentes aparecidos en crecimiento y engorde.

Si bien los resultados productivos durante los últimos 6 meses son satisfactorios (12,2 destetados por camada e índice de partos del 87%), el nivel de pérdidas durante la fase crecimiento-engorde es particularmente alto (4,4% en crecimiento y 7% en engorde). Los índices de crecimiento se encuentran dentro de la media (GMD 7-105 = 691 g, IC 7-105 = 2,58).

Visita a la explotación

Cuarentena

Cada 6 semanas entran en la explotación 16 primerizas.

La explotación cuenta con dos cuarentenas:

- Sobre paja en la que las primerizas se alojan durante 5 semanas, con manejo todo dentro-todo fuera pero sin desinfección, sin ningún tipo de contaminación de las primerizas y con inyección de oxitetraciclina 1 semana después de su entrada para evitar eventuales síntomas respiratorios.

- Sobre slat situado cerca de la nave de gestantes (ver plano) con inyección con amoxicilina desde los 2 días antes y hasta 5 días después de la llegada al local (de otro modo tos sistemática), contaminación con aporte de despojos procedentes de partos cada semana y presencia de una cerda destetada de segundo parto con posibilidad de contacto directo. Manejo todo dentro-todo fuera con desinfección.

El ganadero ha decidido aumentar el número de madres de 400 a 470 cerdas y en consecuencia habrá un aumento del número de primerizas que entran en la explotación a partir de la próxima entrega.

Gestantes

No se detecta nada en en especial en esta fase. Los resultados reproductivos son buenos y el estado general de las cerdas también. Se observa alguna presencia de sarna y algunas toses, poco significativas.

Maternidad

Debido a la elevada prolificidad se realizan muchas adopciones y movimientos de camadas observando:
 

 
- Adopciones para equilibrar camadas desde el mismo día del nacimiento y hasta 3 días después del parto.

- Algunas camadas pasan a la banda siguiente.

- Una partida de lechones se desteta a 10 días y se alojan en pequeños corrales equipados especialmente para destete precoz.

- El resto de los lechones se destetan a 21 días.

Se observan algunas toses esporádicas.

Los lechones se vacunan contra micoplasma a los 4-5 días de vida.

Transición

Los animales se alojan en 12 corrales con 20 aniamles por banda separados por muros sólidos. Se respetan las normas zootécnicas.

Formación de lotes:
 

 
- Corrales con lechones destetados a los 21 días de su banda teniendo en cuenta la camada y la paridad de las cerdas.

- Corrales con los lechones que habían sido destetados de forma precoz a los 10 días.

- Corrales con lechones pequeños destetados a los 21 días.

Los lechones reciben pienso con colistina durante 5 o 10 días (lechones grandes o pequeños, respectivamente). Tras esta dieta reciben pienso con colistina, amoxicilina y vermífugo. Los lechones reciben una dosis de recuerdo contra micoplasma a los 4 días tras el destete.

El día de la visita se observan toses (5% de los animales durante un recuento de 2 min).

Crecimiento

Se mantienen el número de corrales y animales por corral de la fase anterior de forma que no es necesario mezclarlos de nuevo Las normas zootécnicas se respetan. Durante las primeras semanas en esta fase se distribuye pienso son 100 ppm de lincomicina (debido a un histórico de ileitis).

En esta fase se detectan también toses (4% de los animales durante un recuento de 2 min).

Engorde

Tanto el tamaño como el tipo de salas es variable lo que comporta una mezcla de aniamles de mayor o menor importancia en función del número de corrales y de su tamaño. De todas formas, el ganadero es consciente de la necesidad de realizar las menores mezclas posibles.

En esta fase la alimentación se ofrece en forma de sopa.

Nuevamente se oyen toses esporádicas (2% de los animales). Se observan animales decaídos con dificultades respiratorias con problemas de mayor o menor importancia en función de la banda.

Durante la segunda mitad de la fase la situación parece mejorar con un aumento del crecimiento y con un nivel de pérdidas aceptable a partir de los 100 días de vida.


Hipótesis y exámenes complementarios

Hipótesis

Tras la visita, si bien es pronto para realizar un diagnóstico sobre los problemas respiratorios, hay varios puntos que llaman la atención:
 

 

- Fuerte sensibilidad respiratoria en las primerizas a su entrada (cuarentena sobre slat).

- Presencia de tos en cerdas gestantes, en lechones lactantes y a diferentes edades tras el destete.

- Elevado número de subpoblaciones tras el destete que parece provocar una circulación viral y/o bacteriana en crecimiento y que a veces "estalla" en la fase de engorde.


Exámenes

Con la esperanza de poder delimitar los agentes patógenos que están causando esta problemática se decide realizar:
 

 
- Control pulmonar en el matadero.

-
Perfil serológico para PRRS, App, Mycoplasma hyopneumoniae e Influenza en animales de 5,10,14, 18 y 25 semanas de edad.


Resultados de los exámenes

Control matadero

El control se realiza en 86 animales a los 10 días después de la visita del veterinario.

La puntuación media del lote es de 4,4/28.

Se observa:
 

  - Número importante de surcos cicatriciales (18% del lote).

- Elevado porcentaje de lesiones extendidas (41%).

- Número moderado de pleuresía de intensidad débil (3%).

Las siguientes fotografías muestran el tipo de lesiones observadas:
 

Surcos cicatriciales
Lesiones pulmonares

Resultados serológicos


PRRS (serología IDEXX)
 

 
5 semanas
10 semanas
13 semanas
18 semanas
23 semanas
Positivos
NR
2/15
1/5
5/5
5/5
Negativos
NR
13/15
4/5
0/5
0/5

El virus circula de forma sigilosa en transición y crecimiento y con mayor fuerza en engorde. El momento de la seroconversión confirma esta circulación entre los 50 a 100 días de edad.

Micoplasma (serología DAKO)
 

 
5 semanas
10 semanas
13 semanas
18 semanas
23 semanas
Positivos
NR
1/7
1/7
6/7
4/7
Dudosos
NR
1/7
     
Negativos
NR
5/7
6/7
1/7
3/7

La práctica totalidad de los aniamles son positivos a las 18 semanas de vida (entre 6 a 7 semanas después de la entrada en engorde). Hay pocos animales que hayan mostrado una respuesta serológica después de la vacunación, cosa que puede parecer sorprendente (seroconversión esperada del 50% de los aniamles con la vacuna utilizada).

La circulación de micoplasma, teniendo en cuenta el plazo de seroconversión tras la infección, parece encontrarse entre las 10 a 15 semanas de vida, o sea, de forma demasiado precoz.

App (serología Apx4)
 

 
5 semanas
10 semanas
13 semanas
18 semanas
23 semanas
Positivos
5/5
1/5
   
3/5
Dudosos        
1/5
Negativos  
4/5
0/5
0/5
1/5

Puede observarse una fuerte prevalencia a las 5 semanas lo que parece poner de manifiesto que el hato de cerdas es positivo y transfiere anticuerpos a través del calostro. Por contra, la circulación en engorde es muy tardía y es pues poco probable que la actinobacilosis tenga relación con el problema respiratorio recurrente y precoz

Influenza porcina (ELISA)
 

 
5 semanas
10 semanas
13 semanas
18 semanas
23 semanas
Positivos
NR
6/10
     
Negativos
NR
 
5/5
5/5
5/5

En una de las muestras se observa también una positividad precoz relacionada con la presencia de anticuerpos maternales. Todas las otras muestras son negativas, de forma que la influenza no está relacionada con los problemas respiratorios detectados.

Necropsia de 6 animales

Durante el tiempo de espera de los resultados del perfil serológico se enviaron 6 cerdos con estados más o menos avanzados de la enfermedad al laboratorio (3 de 83 días de vida y 3 de 100 días) para realizar una necropsia y análisis complementarios.

Ningún animal de los enviados presentaba lesiones digestivas si bien sí presentaban lesiones respiratorias de intensidad variable.

El informe de la necropsia precisó los siguientes puntos:
 

 
- Pleuresía fibrinosa en 2 aniamles (100 días de vida).

- Edema interlobular sobre los lóbulos apicales y cardíacos en 4 (1 cerdo de 100 días y 3 de 83).

- Hepatización de los lóbulos apicales y cardíacos en 4 animales(1 cerdo de 100 días y 3 de 83) con una puntuación de 10/28, 8/28, 14/28 y 6/28, respectivamente.

Los análisis complementarios permitieron detectar:
 

  - Streptococcus suis 2 y 8 en las lesiones de pleuresía.

- PRRS (mediante PCR) en 3 pools de 2 pulmones.

El análisis histológico confirma para las lesiones hepatizadas un ataque micoplásmico tal como se indica a continuación:
 

 
- Lesiones pulmonares variables de neumonía o pleuresía supurativa aguda marcada (de origen bacteriano) para algunos animales y de neumonía intersticial (compatible con la hipótesis clínica de micoplasma) para otros.

- Ausencia de lesiones ganglionares de síndrome del desmedro sobre las muestras examinadas.


Conclusión del caso

En vista de los resultados obtenidos en el control en matadero y de los exámenes complementarios, se concluye que el problema existente es debido a una coinfección entre PRRS i Mycoplasma ocurriendo, según las bandas, entre la segunda mitad de la fase de crecimiento y la primera mitad de la fase de engorde, y todo ello a pesar de la vacunación contra micoplasma.

Sin ninguna duda, esta coinfección se complica puntualmente por la presencia de otras infecciones bacterianas posteriores de tipo Streptococcus o Pasteurella.

Medidas tomadas

1. Situación sanitaria en el momento del nacimiento y bioseguridad

Para verificar el estatus sanitario en maternidad para micoplasma y PRRS se realiza:
 

 

- Un estudio de la estabilidad del PRRS que muestra que la maternidad es estable, sin circulación viral.

-
Un perfil serológico para micoplasma en 20 cerdas de diferente paridad con el siguiente resultado:


Circulación de micoplasma en maternidad. El ganadero desconoce el estatus de las primerizas compradas.

2. Disminución de las subpoblaciones

El veterinario indica que es necesario disminuir el número de subpoblaciones presentes en transición aumentando el número de lechones destetados de las madres.

Respecto a las adopciones, se aconseja:

- permitir que los lechones tengan el tiempo suficiente para tomar calostro de su madre (si es necesario realizar tomas alternas)
- respetar un tiempo mínimo de 48 h tras el nacimiento antes de realizar las adopciones
- no se hace necesario utilizar cerdas nodrizas

Debe utilizarse destete precoz o ultraprecoz y el engorde debería trasladarse al exterior.

3. Protocolo de medicación de urgencia

Se aconseja poner en marcha un tratamiento con tilmicosina (15 mg/kg) durante 3 días cada 15 días iniciando el tratamiento en el momento del destete y durante toda la fase de transición y crecimiento.

Para limitar la circulación vertical del micoplasma se aconseja tratar a las cerdas alrededor del parto con doxiciclina (10 mg/kg PV).

4. Protocolo vacunal a medio plazo
 

 
a. Calidad de la vacunación

Se hace hincapié en varios puntos de la vacunación contra micoplasma:

- lugar y calidad de las inyecciones
- conservación de las vacunas y eliminación de todo frasco empezado
- comprobación de la vacunación en lechones "particulares" (destetados precozmente, adoptados...), en particular en términos de periodo transcurrido entre las dos vacunaciones (la presencia de tantas subpoblaciones de lechones hace que el ganadero desconozca en algunos casos la edad real en el momento de la primovacunación y si realmente se ha realizado en todos los casos).

b. Escoger un protocolo vacunal

Se aconseja continuar utilizando la vacuna contra micoplasma en dos dosis con el mismo protocolo actual si bien se aconseja establecer una doble vacunación en las primerizas a la entrada.

Se aconseja también establecer una vacunación contra el PRRS con vacuna viva atenuada a las 5 semanas de vida durante 6 meses. Al mismo tiempo se pide una progresión estricta en transición-crecimiento-engorde con el objetivo de eliminar a medio plazo la circulación viral en estas fases.


Evolución del caso

Tras poner en marcha el protocolo de medicación, tanto las pérdidas como la patología respiratoria disminuyeron de forma considerable al mismo tiempo que los rendimientos en crecimiento progresaron satisfactoriamente (aumento de 4 a 5 kg a la salida de la fase de crecimiento a los 74 días).

Inicialmente, y debido al coste de la mano de obra, no se puso en marcha la vacunación de los lechones destetados. Sin embargo, semanas después un problema en la bomba dosificada dio lugar a la aparición nuevamente de problemas respiratorios en engorde. La necropsia de algunos animales mostró lesiones similares a las observadas anteriormente evocadoras de una coinfección viral y bacteriana, lo que hizo convencer de forma definitiva al ganadero de iniciar la vacunación contra el PRRS.


Comentarios

Este caso, aparecido en una explotación de ciclo cerrado de una zona con baja densidad porcina de Francia en el que se observaban problemas respiratorios en cerdos en fase de crecimeitno-engorde y un nivel de pérdidas en estas fases particularmente alto, nos permite discutir 3 puntos habituales en la práctica diaria pero aún sometidos a debate:

La interferencia entre vacunación precoz y anticuerpos maternales y la contaminación vertical por micoplasma

Una de las explicaciones de la "falta" de protección de los lechones frente al micoplasma y a pesar de la vacunación con doble
dosis podría ser una interferencia entre los anticuerpos maternales y la vacunación. Esta cuestión es aún hoy en día ampliamente discutida por los científicos.

En este caso se abordan de una forma pragmática:
 

 
- Las cuestiones relativas a las prácticas de vacunación en esta explotación son por ellas mismas suficientes para explicar la
circulación precoz de micoplasma.

- Aplazar la edad de la vacunación justo cuando precisamente se tiene una contaminación relativamente precoz de los lechones va más bien en contra de la lógica.

Además, en este caso parecía que la circulación de micoplasma en las cerdas era importante y que había ciertamente una contaminación vertical precoz de los lechones que se multiplicaba tras el destete debido a las mezclas de animales y al elevado número de subpoblaciones de lechones. La medicación de las cerdas alrededor del parto para reducir al máximo esta circulación vertical pareció ser la mejor opción. La instauración de la vacunación en las primerizas a su llegada, y más aún sabiendo la intención de aumentar el número de madres de la explotación, tiene por objetivo limitar la circulación del micoplasma en las madres.

La interferencia entre micoplasma y PRRS


Existe un relativo consenso entre científicos en demostrar que existe una fuerte interacción:

- Entre PRRS y mycoplasma que conlleva a agravar los síntomas que pueden provocar uno y otro por separado, y
- Entre el PRRS y la vacunación contra micoplasma: el PRRS bajo ciertas condiciones podría disminuir la eficacia de la vacunación contra el micoplasma.

Las subpoblaciones en transición

En este caso concreto el número de subpoblaciones era numeroso:
 

 
- Lechones adoptados desde el momento del nacimiento sin ningún o con escaso consumo de calostro.

- Lechones destetados a los 21 días procedentes de madres de diferente paridad y mezclados en mayor o menor grado en función del tipo de corral.

- Lechones procedentes de destete precoz en maternidad y con mezcla de paridad.

- Lechones sobrantes cambiados de banda tras ser destetados, a menudo, con más de 21 días.

Las prácticas de adopción múltiple y destete precoz tienen un fuerte efecto sobre el estatus inmunitario y sobre la carga microbiana de los lechones. El momento del destete tiene una influencia importante sobre el número de patógenos potencialmente transmitidos de la cerda al lechón tal y como recuerda el siguiente documento:
 

Cronología de las contaminaciones madre-lechón
De diferentes autores: Dee, Wiseman, Alexander, Geiger, Connor

Artículos relacionados

El caso clínico del mundo

Asociación Influenza y Ascaridiosis04-feb-2008 hace 6 años 8 meses 17 días
Problemas digestivos y neumonía atípica en maternidad29-nov-2007 hace 6 años 10 meses 22 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags