manténte informado con el canal rss de la sección

Artículos mensuales sobre la alimentación y nutrición de la cerda que abordan los aspectos nutricionales y de manejo alimentario a tener en cuenta durante las diferentes fases reproductivas.

Lee este artículo en:

La fibra en la nutrición de las cerdas

La fibra

Desde un punto de vista amplio y fisiológico podemos definir la fibra como todos aquellos carbohidratos resistentes a la digestión de los enzimas endógenos. Este enfoque corresponde al término fibra dietética como la suma de los polisacáridos no amiláceos (PNA) y la lignina, incluyéndose también a veces el almidón resistente.

La determinación de la fibra se realiza químicamente mediante el procedimiento clásico de fibra bruta, el método con mayor detalle descrito por Van Soest (FND, FAD, LAD), o las técnicas más modernas y específicas de fraccionamiento. En la siguiente figura se presenta un resumen de las diferentes técnicas analíticas y fracciones de la fibra.

Resumen de las diferentes técnicas analíticas y fracciones de la fibra.

Debido a la gran diversidad de compuestos y estructuras químicas, la fibra puede afectar diferentes propiedades físico-químicas de los procesos digestivos, tales como: la solubilidad, la viscosidad, la formación de geles, la capacidad de retención de agua, el abultamiento, las secreciones endógenas, la absorción de nutrientes, las fermentaciones/microflora, el tránsito intestinal, etc.

  • Las fracciones solubles tendrán un gran efecto sobre la viscosidad en estómago e intestino delgado, acelerando la velocidad del tránsito y disminuyendo la digestibilidad. Su fermentación es amplia y rápida, pudiéndose producir en parte en el intestino delgado y sino completarse en el grueso. En el intestino delgado la fermentación será mayoritariamente láctica, pudiendo ciertos oligosacáridos favorecer el desarrollo de la flora láctica.
  • Las fracciones insolubles aumentarán la sensación de saciedad al actuar sobre el tránsito intestinal y la capacidad de retención de agua. También aumentarán las secreciones y descamaciones endógenas. Llegarán intactas a intestino grueso donde se fermentarán a AGV (acetato, propionato y n-butirato), representando un aporte significativo de las necesidades de mantenimiento de la cerda. También alargarán la sensación de saciedad al prolongar la absorción de compuestos energéticos.
  • Lignina: es absolutamente indigestible y no será fermentada, tendrá una efecto mecánico sobre el transito de material de arrastre. Su efecto puede ser importante con el uso de ingredientes como la paja de cereal.

La cerda

La alimentación de las cerdas gestantes debe ajustarse a mantener una correcta condición corporal, al incremento de peso (cerdas hasta 2º ciclo) y al crecimiento fetal (importante en el último tercio de la gestación). Los nuevos sistemas de estabulación en grupo suponen un reto para el manejo individual (o grupo de animales) y evitar la competencia por el alimento.

En general, diferentes publicaciones no han observado  diferencias significativas en los resultados zootécnicos a lo largo de diferentes ciclos reproductivos al suministrar dietas altas (o muy altas, ad libitum) en fibra a las cerdas. Únicamente, en piensos de lactación puede haber una reducción en la ingestión de nutrientes y, por tanto, una mayor pérdida de peso corporal.

Pienso ricos en fibra producen una mayor sensación de saciedad y reducción de las estereotipias, sobretodo en cerdas alojadas en jaulas. En el caso de la cerdas criadas en grupo, los animales permanecen más tiempo tumbados y realizan menos actividad física, por lo que se reducen sus necesidades de mantenimiento . Así mismo, la fibra reduce el estreñimiento y riesgo de MMA al principio de la gestación.

Al formular las dietas hay que considerar las fuentes de fibra utilizadas por su precio/disponibilidad y por aspectos como su palatabilidad, estimulación del tránsito intestinal, capacidad de retención de agua, nivel de fermentación y riesgo de alteraciones microbiológicas o toxicológicas (micotoxinas). En piensos altos en fibra una buena opción sería combinar diferentes ingredientes con propiedades complementarias.

Pienso ricos en fibra cambiarán las características del purín, afectando los sistemas de manejo, almacenaje y aplicación en el campo. La cantidad total de purín producido no suele variar, aunque aumenta el volumen de las heces, disminuye la producción de orina. El volumen de las heces incrementa por una mayor ingestión de alimento y fibra indigestible, capacidad de retención de agua, biomasa microbiana y pérdidas endógenas. La producción de orina disminuye por una mayor excreción de agua en las heces y posiblemente por un menor consumo de agua provocado por la disminución de las estereotipias. Por tanto, aumentan de forma significativa los sólidos totales (hasta 2-4 veces), la viscosidad y consistencia del purín pasando a un estado semisólido, siendo mayor su contenido en materia orgánica, demanda de oxígeno y concentración a AGV (valérico y butírico agravan la emisión de olores desagradables). Respecto a los minerales, su excreción total no se ve incrementada significativamente.

Conclusiones

La fibra es un nutriente importante para la salud y bienestar de la cerda. En los sistemas de cría en grupo, piensos más fibrosos pueden ayudar a un mejor ajuste individualizado del pienso. Sin embargo, en sistemas de alimentación muy altos en fibra, hay que considerar aspectos como el coste, la palatabilidad y el manejo del purín.

Alimentación de la cerda

Consumo en lactación (2/2): alimentación durante la lactancia30-ene-2012 hace 2 años 10 meses 20 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags